En el Reino Unido, la Policía y el Servicio de Procesamiento de la Corona, tienen la opinión de expedir “advertencias” para ciertas ofensas menores como una alternativa a procesamiento judicial. El individuo deberá efectivamente admitir la ofensa y “aceptar” la causa.  El sistema de records criminales del Reino Unido no lo archiva como un delito convicto, e históricamente ha sido tratado por el Departamento de Estado como no constituyente de una convicción bajo la ley de inmigración de los EU.  El Departamento de Estado confirmo esta interpretación en el 1997. En el 2013, la Embajada Estadounidense en Londres solicito nuevas guías del Departamento de Estado.  Desde entonces, la Embajada de los EU ha estado colocando casos envolviendo advertencias por sustancias controladas y ciertos crímenes envolviendo infamias morales en procedimientos administrativos hasta que nuevas guías sean recibidas del Departamento de Estado.

Solo recientemente, la Oficina de Visas del Departamento de Estado informo que aunque las advertencias no constituyen convicciones para los propósitos de hacer determinaciones de inelegibilidad, advirtió que la existencia de una advertencia podría proveer una base para ser inelegible como una admisión de ya sea un crimen envolviendo infamia moral, o una violación relacionada con sustancias controladas.

Solicitantes con advertencias de ofensas que pudieran rendirlos inelegibles para una visa, puede de hecho serle denegada una visa, y un relevo de inadmisibilidad podría ser requerido si tal relevo estuviese disponible. A los solicitantes de visas con “advertencias” emitidas en el Reino Unido se les aconseja solicitar consejería de inmigración,  de su abogado de inmigración antes de aplicar para una nueva visa.