CBP emite un nuevo formato para la declaración en la aduana donde expande la definición de miembros familiares de los viajeros que llegan como “miembros de una familia que residen en el mismo hogar que están relacionados por sangre, matrimonio, relaciones domésticas, o adopción.” El reciente cambio en la regulación permite que más ciudadanos norteamericanos que regresan, residentes y visitantes internacionales realicen una sola declaración para los artículos adquiridos en el extranjero, reduciendo el papeleo para las personas que viajan en familia y aumentando la eficiencia para la CBP y las líneas aéreas. 

En adición para esclarecer la definición de miembros familiares, la última regla también esclarece el término de relaciones domésticas, donde incluye: niños de crianza, hijastros, medios hermanos, tutores legales, otros dependientes, que no están casados con, o la pareja de, nadie más. “Relaciones Domésticas” no se extiende a compañeros de cuarto u otro cohabitante, en cumplimiento a la anterior definición. “Miembros de una familia que residan en la misma casa” continúa abarcando las relaciones consanguíneas, adopción y matrimonio.

Bajo la nueva definición de relaciones domésticas, una sola declaración familiar puede ser presentada ante el oficial del CBP al momento de la llegada. Así como cualquier otra declaración, escrita u oral, la persona que hace y/o firma la declaración rendirá cuentas para su validación.

Para  que los residentes de los Estados Unidos que estén regresando, sean considerados miembros de la familia así como del grupo exento de impuestos aduanales e impuestos sobre la renta, los viajeros deben haber vivido juntos en un mismo hogar como su última residencia permanente y tengan la intención de vivir juntos en una misma casa. Las regulaciones permiten que los residentes de los EEUU combinen las exenciones personales de cada miembro familiar. Por ejemplo, una familia de cinco miembros regresando directamente desde Francia tendrá derecho a la exención por $4,000 ($800 x 5 individuos = $4,000). Para los visitantes internacionales, la regulación permite ciertas exenciones (regalos, tabaco, efectos personales, etc.), y pueden realizar una sola declaración familiar.