Varios estados han pasado legislación que hace a inmigrantes indocumentados elegibles para una matrícula de dentro del estado en colegios y universidades públicas, mientras otros estados han pasado legislación expresamente prohibiendo tales beneficios. Inmigrantes indocumentados, incluyendo a receptores de DACA, sin embargo, se les prohíbe de recibir asistencia federal al estudiante, por lo que muchos deben de contar con proveedores privados de préstamos y becas privadas para financiar su educación. 

En respuesta, Don Graham (previamente con el Washington Post), el activista Henry R. Muñoz, y el DREAMer Gaby Pacheco llamaron a un grupo de organizaciones nacionales y basadas en estados, instituciones educacionales secundarias, compañías Fortune 500, y DREAMers para discutir la creación de un fondo de becas para proveer educación superior de alto calibre, de bajo costo, a estudiantes indocumentados.  De su reunión se suscito un programa, “The Dream.US” el cual ofrece becas universitarias de hasta $25,000 a recibidores de DACA.

Los recibidores de becas pueden renovar sus premios demostrando que siguen manteniéndose elegibles a DACA, mantienen un grado académico de por lo menos 3.0 y se mantienen matriculados en sus programas académicos por lo menos a tiempo medio.  Los fundadores  del programa tienen la visión de añadir más instituciones como socios y expandir su alcance geográfico.  Actualmente hay doce instituciones en el programa: Long Beach City College, California State University, Long Beach; Trinity Washington University; Miami Dade College; Kingsborough Community College; Bronx Community College; Borough of Manhattan Community College; El Paso Community College District; University of Texas, El Paso; South Texas College; University of Texas, Pan American y Mount Washington College.