En los últimos días del término del Presidente Obama, la Administración revocó determinadas políticas que eran exclusivas para ciudadanos Cubanos. Específicamente, DHS ha eliminado la política especial de admisión provisional para los ciudadanos Cubanos que llegaban, más conocida como la política “pies-mojados/pies-secos”, como también la política para los profesionales de medicina Cubanos que se conoce como el Programa de Admisión Provisional para los Profesionales de Medicina Cubanos. También eliminó la exención  que anteriormente prevenía el uso de los procesos acelerados de expulsión para los ciudadanos Cubanos que detenían en los  puertos de entrada o cerca a la frontera.

Por décadas, DHS y el anterior Servicio de Inmigración y Naturalización (INS, por sus siglas en Ingles) habían tenido políticas especiales para considerar las solicitudes de admisión provisional de los ciudadanos Cubanos. Esas políticas estaban justificadas por algunas circunstancias especiales, incluyendo las condiciones en Cuba, la falta de relaciones diplomáticas entre ambos países, y el rechazo general por parte del gobierno Cubano de aceptar la repatriación de sus ciudadanos. En diciembre del 2014, el Presidente Obama anunció una apertura histórica entre los Estados Unidos y Cuba, como también un enfoque para restablecer las relaciones diplomáticas y ajustar las regulaciones para facilitar más viajes, comercio, lazos de persona-a-persona, y el flujo libre de información hacia, desde, y dentro de Cuba. Desde el anuncio, los Estados Unidos y Cuba han restablecido todas las relaciones diplomáticas y han tomado pasos concretos hacia el mejoramiento de la seguridad, construir puentes entre sus ciudadanos, y promoviendo la prosperidad económica para los ciudadanos de ambos países. Teniendo en cuenta estos factores, el Secretario de la Seguridad Nacional determinó que es hora de ajustar las políticas especiales de admisión provisional para los ciudadanos Cubanos. Teniendo en cuenta el restablecimiento de todas las relaciones diplomáticas, que Cuba haya firmado un Comunicado Conjunto obligándolo y aceptar la repatriación de sus ciudadanos que lleguen a los Estados Unidos después de la fecha del acuerdo, y otros factores, el Secretario concluyó que, con la excepción del Programa de Admisión Provisional para Reunificación de la Familia Cubana, las políticas de admisión provisional previamente mencionadas ya no son justificadas.

Bajo la Ley de Ajuste Cubano de 1966, el estatus de cualquier ciudadano Cubano puede ser ajustado a un residente permanente legal (es decir, estatus de tarjeta verde) si el o ella (1) Fue inspeccionado y admitido o se le proporcionó admisión provisional a los Estados Unidos, (2) ha estado físicamente presente en los Estados Unidos por lo menos por un año, y (3) es admisible de otro modo. la política más conocida como “pies-mojados/pies-secos” normalmente se refiere a el acuerdo bajo el cual los inmigrantes Cubanos viajando a los Estados Unidos que son interceptados en el mar (“pies-mojados”) son retornados a Cuba o establecidos en un tercer país, mientras que aquellos que llegan a tierra Americana (“pies-secos”) pueden solicitar la admisión provisional , y de ser otorgada, el estatus de LPR bajo la Ley de Ajuste Cubano. El antiguo INS estableció una política promoviendo fuertemente la admisión provisional para los ciudadanos Cubanos que llegaban a los Estados Unidos para que pudieran solicitar un alivio bajo la Ley de Ajuste Cubano.

DHS también anunció que los ciudadanos Cubanos ya no estarían exentos a los procesos de expulsión acelerados, de este modo, aquellos ciudadanos Cubanos que detengan en los puertos de entrada o cerca de la frontera pueden ser situados en los procesos de expulsión acelerados, de la misma forma que los ciudadanos de otros países lo son.

DHS también eliminó el programa controversial que se estableció en el 2006, el cual permitía a ciertos profesionales de medicina Cubanos en países terceros (es decir ni Cuba ni los Estados Unidos) que solicitarán la admisión provisional. Lo solicitantes bajo el Programa de Admisión Provisional para los Profesionales de Medicina Cubanos (CMPP, por sus siglas en Ingles) tenían que demostrar que eran profesionales de salud en ese momento, reclutados para estudiar o trabajar en un país tercero, y bajo la dirección del gobierno Cubano. Tales personas y sus miembros de familia podían solicitar la admisión provisional en las oficinas del USCIS, o la embajada o consulado Americano ubicado en el país tercero. DHS ya no aceptará más solicitudes para admisión provisional de los profesionales de salud bajo el programa CMPP.

Sin embargo, DHS conserva el Programa de Admisión Provisional para Reunificación de la Familia Cubana, el cual permite a los beneficiaros, de ciertas peticiones de visa patrocinadas por la familia ya aprobadas, viajar a los Estados Unidos antes de que sus visas estén disponibles, en vez de permanecer en Cuba esperando la visa.