El 11 de Febrero varios senadores demócratas introdujeron el “Fair Day in Court for Kids Act of 2016” (Proyecto de 2016 del Día en corte justo para Niños) el cual hace mandatorio que niños no acompañados e inmigrantes vulnerables tengan representación legal. El proyecto requiere que el gobierno nombre y pague por representación legal para niños no acompañados y para individuos particularmente vulnerables, tales como personas con alguna discapacidad; víctimas de abuso, tortura o violencia o individuos cuyas circunstancias sean tales que el nombrarle un abogado sea necesario para asegurarle una resolución justa y una adjudicación eficiente de los procedimientos. El proyecto también clarifica y expande acceso a asistencia legal para otros inmigrantes en procesos de remoción, ya sea que estén detenidos o no, y le requiere al Departamento de Seguridad Nacional a proveerles a tales inmigrantes con todos los documentos relevantes de cargo antes de que su procedimiento de remoción pueda continuar. Además, información sobre servicios legales en las facilidades de detención serían provistas a través de procedimientos formales que aseguren que programas de orientación legal estén disponibles para todos los detenidos.  Además, un programa piloto de dos años para proveer orientación legal a buscadores de asilo no detenidos sería creado en al menos dos cortes de inmigración.

Nuestra nación tiene uno de los sistemas más complicados de inmigración en el mundo, y uno de sus más grandes defectos es que no garantiza representación legal a individuos enfrentando deportación.  Este proyecto representa un paso enorme hacia el aseguramiento de justicia en estos procedimientos complejos.