El departamento de Trabajo desempeña un papel secundario sobre algunos asuntos de inmigración, incluyendo los programas de visa H-1 y H-2 y las solicitudes de certificaciones laborales para las tarjetas verdes que se basan en empleo. Después de revisar los programas de visas para trabajadores extranjeros del Departamento de Trabajo (DOL por sus siglas en inglés), el Secretario de Trabajo R. Alexander Acosta anunció acciones para aumentar las protecciones para los trabajadores Americanos mientras que confronta agresivamente a las entidades que están cometiendo fraude y abuso de visados. El departamento está ordenando a su División de Salarios y Honorarios y la Administración de Empleo y Capacitación que usen todas sus herramientas al realizar las investigaciones civiles para hacer cumplir las protecciones laborales que los programas de visado proporcionan, hacer cambios a la solicitud de condición laboral (LCA por sus siglas en inglés) que se necesita para la visa H-1B, e identificar violaciones sistemáticas y el potencial de fraude. La Oficina del Fiscal General coordinará los esfuerzos de aplicación y referirá los hallazgos criminales a la Oficina del Inspector General. Al adoptar esta nueva dirección, hace poco el DOL obtuvo una orden preliminar del programa de visado H-2A para una operación agrícola en Arizona donde vivienda ilegal y potencialmente mortal se le proporcionaba a los trabajadores extranjeros. Es muy probable que otras acciones legales en contra de los violadores de los programas H-1B y H-2B estén próximas a llegar.