El DHS (Departamento de Seguridad Nacional) anunció que está creando un “programa de parole” para permitirles a ciertos miembros familiares de veteranos filipinos y Filipinos Americanos de la Segunda Guerra Mundial de recibir “parole” para venir a los Estados Unidos. Este programa de “parole”  fue primeramente anunciado en noviembre de 2014 como parte de las acciones ejecutivas del Presidente sobre inmigración, y los detalles están siendo ahora trabajados por la agencia.  El nuevo programa se espera que le permita a los miembros familiares elegibles a ser “paroled: a los Estados Unidos para proveerles apoyo y cuido a sus miembros familiares envejecientes quienes son ciudadanos de los Estados Unidos o residentes legales permanentes.  Mientras que este “parole” no le da al individuo ningún derecho permanente a permanecer en los Estados Unidos, la autoridad de “parole”  le da al DHS discreción para permitirle a individuos venir a los EU por un período de tiempo temporero basado en razones humanitarias urgentes o por beneficio público significativo. El programa aún no está en efecto, pero se espera lo esté dentro de poco.