En el 1996 una provisión fue añadida a las leyes de inmigración que expandía el alcance de aquellas provisiones que hacían a un inmigrante inadmisible y le negaba el ajuste de status si el individuo daba falso testimonio para reclamar la ciudadanía estadounidense.  Previamente, esas reclamaciones deben haber sido hechas para procurar un beneficio específico bajo las leyes de inmigración y el fraude o material mal representativo debe de haberse hecho a un oficial del gobierno de los EU.  Después de la implementación de la ley del 1996, sin embargo, la denegación de inadmisibilidad y ajuste se aplicaba a cualquiera que falsamente reclamaba la ciudadanía estadounidense para cualquier propósito o beneficio bajo las leyes de inmigración hechas a un oficial de gobierno o aún a un patrono privado.  Esta nueva provisión, por ejemplo, incluye instancias en los cuáles los no ciudadanos marcan el recuadro de “ciudadano” en una forma I- 9 y se lo devuelve a un patrono. Estos individuos que son inadmisibles por haber hecho una reclamación falsa de ciudadanía son permanentemente inadmisibles y son removibles.  Mientras relevos están disponibles por fraude o material de falsa representación en otros contextos, no hay relevos disponibles por reclamos falsos de ciudadanía aún para el cónyuge o los hijos de ciudadanos estadounidenses o residentes legales permanentes.  Recientemente, el Departamento de Seguridad Nacional y el Departamento de Estado revisaron la solicitud de esta provisión y ahora aplicarán una nueva interpretación.

Primero, bajo la nueva interpretación, solamente un reclamo falso a sabiendas puede amparar un cargo de que un individuo es inadmisible bajo esta sección de la ley.  El individuo reclamando no saber que el reclamo de ciudadanía era falso tiene el peso de establecer esta defensa afirmativa por los estándares apropiados de prueba, por ejemplo, solicitantes para admisión o ajuste de estatus deberá probar su caso [claramente y más allá de toda duda[.  Segundo, un individuo que era menor de 18 años al momento del falso reclamo de ciudadanía  y  en ese momento carecía de la capacidad de entender y apreciar la naturaleza y consecuencias del falso reclamo puede también evitar el que le sea encontrado inadmisible.

 La nueva interpretación del gobierno se hizo público a través de una respuesta a una carta del Senador Reid inquiriendo sobre esta provisión, y a adjudicadores apropiados del USCIS y del Departamento de Estado se les está avisando de estos cambios.  No hay guías precisas aún disponibles.

 Por años, los defensores de inmigración han estado en busca de cambiar la ley para limitar la prohibición de admisión y remoción de personas que voluntariamente hacen reclamos falsos a la ciudadanía, defensores han también buscado crear un relevo de inadmisibilidad discreta en el caso de un inmigrante quien es el pariente cercano de un ciudadano estadounidense o residente legal permanente.  Mientras esos esfuerzos no han sido exitosos, la nueva interpretación del Departamento de Seguridad Nacional y del Departamento de Estado, si fuese aplicada generosamente, ayudaría a aquellos que sin mala intención cometen un error.