Mientras la frontera de EE.UU. y México recibe mucha atención, nuestra frontera con Canadá en el norte aún amerita atención y seguridad.  DHS publicó recientemente sus Estrategia para Resguardar la Frontera del Norte, para asegurar la frontera de 5.525 millas, el límite terrestre más largo entre dos países en el mundo.  El terreno de la frontera cambia mucho de acuerdo a la ubicación y los patrones de clima de temporada, lo cual presenta unos desafíos de seguridad particulares. DHS informa que aproximadamente 400.000 personas y más de $1,6 billones en bienes cruzan la frontera del norte diariamente por medio de 120 puertos de entrada.  Para facilitar el flujo seguro, confiable, y eficiente de bienes y personas, DHS ha dedicado más de 3.600 oficiales CBP, 2.200 agentes de la Patrulla Fronteriza, 180 especialista de agricultura CBP, 230 personal de Aire y Marina CBP, 1.300 agentes especiales de ICE, y 8.000 personal del Guardacostas.  

La Estrategia de la Frontera del Norte aborda la gama entera de temas relacionados con la frontera, incluyendo: la prevención del terrorismo y amenazas criminales, actividad ilegal perjudicial en la frontera; apalanque de inteligencia e intercambio de información; facilitar el comercio y viajes legales; promover las operaciones transfronterizas en conjunto, ejercicios, y programas con socios; y apoyar los esfuerzos de resistencia transfronterizos para recursos compartidos e infraestructura crítica.  DHS usará esta estrategia para dar prioridad a sus recursos durante los próximos cinco años, que es cuando se revisará y actualizará la Estrategia de la Frontera del Norte.