Si es un Residente Permanente Legal (LPR, por sus siglas en inglés) y califica para la ciudadanía, ahora es un buen momento para pensar seriamente en hacerse ciudadano americano. Aplazamiento, costos, y lazos emocionales con su país natal pueden llevarlo a quedarse en el estatus imigratorio LPR. Es entendible, pero únicamente por un tiempo. El sistema inmigratorio está cambiando constantemente y aunque los LPR tienen las mismas protecciones constitucionales, el estatus de residente permanente es algo que se puede perder. El crimen, abandono, fraude, y otras violaciones pueden resultar en la revocación del estatus de LPR y posteriormente la expulsión del país. Sin embargo, si tiene la ciudadanía, no lo pueden expulsar o deportar. Bueno, ahora ya sabe porque debe solicitar la ciudadanía americana, pero ¿Cómo la solicita?

Establezca si Califica. Para solicitar la ciudadanía tiene que tener: (1) por lo menos 18 años de edad o más; (2) ser un residente permanente (titular de la tarjeta verde) por lo menos por 5 años (3 años si es casado con y viviendo con un ciudadano americano) y presencia física real en los Estado Unidos por la mitad de ese tiempo; (3) estar viviendo dentro de un estado por lo menos por tres meses antes de presentar la solicitud; (4) una persona de un carácter moral bueno; y (5) poder leer, escribir y hablar inglés.

Hay dos temas de elegibilidad que parecen causar precaución con frecuencia para los solicitantes potenciales: cuantos viajes fuera de los Estados Unidos se permiten y el significado de un carácter moral bueno. Primero, como muchos solicitantes de la ciudadanía viajan al exterior con frecuencia, recopilar todo el tiempo que no han estado en el país parece ser difícil, pero no necesita serlo. Busque en sus pasaportes viejos los sellos de entradas y salidas y compárelos con su I-94. Haga una lista de los tiempos de viajes. Inicie con estimados. Si ha estado suficiente tiempo en los Estados Unidos, hasta los estimados sirven para colocarlos en la solicitud.

Segundo, el significado de un carácter moral bueno para temas de la ciudadanía cubre una amplia variedad de comportamientos. Muchos solicitantes se preocupan por solicitarla si han tenido cualquier violación de una ley. Deben estarlo. Pero algunas violaciones no cuentan. Por ejemplo, violaciones de transito leves no descalifican a alguien para obtener la ciudadanía, pero deben listarse en la solicitud. Y un arresto puede que no atrase presentar la solicitud de la ciudadanía, pero estar en libertad condicional sí. Algunas personas simplemente no pueden acordarse o nunca entendieron plenamente que paso hace muchos años. Si no está seguro de sus antecedentes judiciales, solicite una verificación de antecedentes del FBI y guarde una copia.

Si ha tenido algún arresto o enfrento criminal, consulte con un abogado de inmigración antes de solicitar la ciudadanía, aún si está pensando en preparar y llenar su propia solicitud. La idea de solicitar la ciudadanía es mantenerlo en el país, no contribuir a su expulsión.

Adquiera los Documentos que Necesita y Tramite la Solicitud. Si tiene un caso simple, puede hacerlo sin ayuda. Necesita como mínimo los siguientes documentos para tramitar la solicitud de la ciudadanía americana: (1) Formulario N-400 (disponible en línea); (2) Una fotocopia de ambos lados de su tarjeta de residencia permanente; (3) un cheque o giro postal a nombre de “U.S. Department of Homeland Security” por el monto de las tasas de solicitud. El monto actual es de $725, pero siempre revise el monto en la página Web de USCIS, porque los montos cambian y tienen que ser exactos.

Se tienen que presentar otros documentos si la solicitud se basa en un matrimonio y estar viviendo con un ciudadano americano después de tres años; aplican reglas especiales si la naturalización se basa en el servicio militar. Antes de presentar su aplicación asegúrese de haber hecho copias de todo, para su referencia personal.

La notificación de la cita para la biometría llega tres o cuatro semanas luego que USCIS haya recibido su solicitud, esta incluye instrucciones para que se dirija a su Centro de Apoyo de Solicitudes local para que le tomen sus huellas digitales, la foto y su firma. Sí, las huellas digitales son para la verificación de antecedentes, y USCIS lo sabrá todo, aún si pasó hace más de 20 años. Repetimos, si ha tenido cualquier condena criminal, primero hable con un abogado de inmigración.

Asista a su Entrevista y Tome los Exámenes de Cívica e inglés. En un periodo de cinco a seis meses posterior a la tramitación de su solicitud N-400, recibirá una notificación para la entrevista en la cual le indican la fecha y hora de su entrevista. El oficial de USCIS revisará su solicitud. El oficial también le aplicará los exámenes de inglés y cívica. Los exámenes consisten de: (1) leer y escribir una frase en inglés; (2) un examen oral de 10 preguntas aleatorias de las 100 que estudió para las preguntas de cívica. Necesita tener 6 de 10 correctas para pasar. La página Web de USCIS tiene los materiales de estudio necesarios. Si no pasa la primera vez, le dan otra oportunidad en unos meses más adelante (Gratis – no tiene que pagar o tramitar la solicitud de nuevo).

El Juramento y Convertirse en Ciudadano Americano. Al fin, algo divertido. En este momento recibe una notificación por correo notificándolo sobre su ceremonia de juramento – el momento cuando actualmente se convierte en un ciudadano americano. Cada jurisdicción lo hace de forma diferente. Durante la ceremonia de juramento tiene que notificar a los oficiales de cualquier cambio ocurrido entre el momento que tuvo la entrevista y la fecha en la cual está haciendo su juramento. Y tiene que traer los documentos pertinentes. Entonces, si se casó, traiga su certificado de matrimonio; si le pusieron un comparendo por exceso de velocidad, traiga el certificado de resolución, Si viajó fiera del país, traiga su pasaporte de extranjero. La ceremonia de por sí es muy emocionante, y muy transcendental. ¡La mayoría de los solicitantes lloran! Luego de la ceremonia recibirá un certificado de naturalización y con eso ya puede solicitar un pasaporte americano.

Convertirse en ciudadano americano no solo tiene más significado de lo que muchos se imaginan, pero protege a los residentes permanentes de unas de las provisiones más drásticas en la ley de inmigración. Y permite a personas que sienten que los Estados Unidos son su hogar, a participar plenamente en la sociedad americana. Ah, y sí, ya puede votar por el presidente.