En un telegrama reciente para los oficiales consulares, el Departamento de Estado revisó y modificó los requisitos de salario mínimo y presunción de inadmisibilidad para la emisión de visas A-3, C-3 y G-5, auxiliares, servidores, y empleados personales.  Principalmente, DOS dirige a los oficiales consulares que asuman que los solicitantes no son elegibles para la visa si el empleador no es un oficial principal o un oficial diputado principal o no lleva un rango de diplomático o ministro o más alto.   La directriz también indica que los empleadores que son oficiales y empleados de organizaciones internacionales (G-4) “raramente tienen un rango de ministro o más alto, por lo tanto, no es probable que su compensación sea suficiente para cubrir los costos de emplear un empleado personal”.   Todavía hay que ver cómo se desarrollará esto, pero claramente la intención es que se van a analizar mucho más los recursos financieros de los empleados G-4.