A los cinco días de haber tomado el cargo, el Presidente Trump firmó varias Acciones Ejecutivas (EO, por sus siglas en Ingles) sobre inmigración, incluyendo la prohibición de viajar que causó estragos a las leyes y procedimientos de inmigración y causó confusión, pánico y miedo dentro de nuestra comunidad de inmigración. Abajo hay un resumen de lo que ha pasado, donde estamos, y que podemos esperar. 

Estado Actual de la Prohibición de Viajar

Como la mayoría ya saben, el 27 de enero el Presidente Trump emitió una Acción Ejecutiva, “Protegiendo a la Nación de Ataques Terroristas por parte de Extranjeros”, que temporalmente detuvo todas las entradas de ciudadanos de Irán, Iraq, Libia, Somalia, Sudan, Siria y Yemen. También se suspendió el Programa de Admisión de Refugiados. La Acción entró en vigencia inmediatamente, y su implantación desorganizada y caótica dio lugar a una ola de retos legales. Varios residentes permanentes y titulares de visas a quienes se les rechazó la entrada y los detuvieron en los aeropuertos presentaron demandas, lo cual dio lugar a algunas acciones judiciales inmediatas pero limitadas. Se presentaron acciones de demanda en Virginia, Massachusetts, Nueva York, Minnesota y Washington. El 3 de febrero, un Tribunal Federal del distrito en Seattle emitió una orden judicial de restricción temporal (TRO, por sus siglas en Ingles) que prohibió al gobierno implementar la Prohibición de Viajar. El Tribunal del Noveno Circuito afirmó la TRO el 9 de febrero. Como resultado, la prohibición de viajar ya no está en vigencia. El Presidente Trump ahora tiene varias opciones: él puede apelar la sentencia del Noveno Circuito frente a la Corte Suprema, regresar al tribunal distrital y defender el caso del gobierno con sus méritos, o desechar la acción y escribir una modificada.

Durante el corto tiempo que la acción estuvo en vigencia, las embajadas estadunidenses y las oficinas consulares recibieron instrucciones de suspender inmediatamente la expedición de visas de inmigrantes y no-inmigrantes a los ciudadanos de Irán, Iraq, Libia, Somalia, Sudan, Siria y Yemen, y también se les indicó a los consulados que cancelaran las entrevistas de visas a las personas afectadas. Aún más, las visas que se habían expedido anteriormente se revocaron sumariamente. Desde entonces estas visas ya se han restituido. También hubo confusión sobre si las personas de los países afectados con doble ciudadanía se les prohibiera viajar. Desde entonces el Departamento de Seguridad nacional (DHS, por sus siglas en Ingles) ha confirmado que la EO no restringió los viajes de las personas con doble ciudadanía de ningún país con una Visa estadunidense valida en un pasaporte de un país no restringido y que las embajadas y consulados continuarían procesando sus aplicaciones de visa, aún si tienen doble ciudadanía de uno de los siete países restringidos.

Se espera que el Presidente Trump escriba una Acción Ejecutiva modificada para la prohibición de viajar, pero hasta la fecha no se ha emitido una EO preliminar o firmada. Es muy probable que los que tengan tarjetas verdes queden exentos de cualquier prohibición de viajar bajo una Acción Ejecutiva, y también se espera que cualquier lenguaje relacionado a viajes basados en nacionalidades se eliminaría para asegurar que la nueva EO resista el escrutinio judicial.

Otras Acciones Ejecutivas Claves: Prioridades de Ejecución y la Seguridad de la Frontera

Trump firmó otras dos Acciones Ejecutivas importantes en enero, “Mejoramiento de la Seguridad Pública en el Interior de los Estados Unidos” y “Mejoras a la Seguridad de la Frontera y a la Ejecución de Inmigración”. El objetivo específico de estas Acciones es el de contener y resolver la inmigración ilegal por medio de detenciones y deportaciones agresivas de los extranjeros indocumentados, y construyendo “el Muro” entre los Estados Unidos y México. Las Acciones también exponen los planes de la Administración de contratar 15,500 agentes de inmigración y conseguir la ayuda de la policía estatal y local para la aplicación de las leyes de inmigración. Mientras que inicialmente estas acciones fueron opacadas por la Prohibición de Viajar, ya se ha sentido su impacto en las comunidades a lo largo de los Estados Unidos. Además de la incertidumbre enorme que están sintiendo todos los inmigrantes en los Estados Unidos – legales e indocumentados por igual. Los Oficiales de los Servicios de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE, por sus siglas en Ingles) iniciaron medidas represivas dirigidas a objetivos más específicos – redadas de inmigración – al restituir la “Operación Control Cruzado”, centrándose en los fugitivos que ingresaron al país de nuevo, luego de haber sido deportados, y “extranjeros criminales” en la fuga (cualquier persona con una sentencia criminal). Redadas en las ciudades de Los Ángeles, Chicago, Atlanta, San Antonio y Nueva York han resultado en los arrestos de más de 680 personas durante los primeros días. Durante su campaña, el Presidente Trump prometió que permitiría que ICE funcionara con el pleno poder a su disposición, y estas acciones son el primer paso para cumplir dicha promesa.

Mientras que las Acciones de por sí no dieron dirección al personal de la agencia sobre cómo implementarlas, recientemente DHS emitió dos notas de implementación, “Ejecución de las Leyes de Inmigración para Atender los Intereses Nacionales” y “La Implementación de la Mejoras del Presidente a la Ejecución de la Seguridad de la Frontera y las Leyes Inmigratorias”, que si lo hicieron. Estas notas le otorgan a ICE y el CBP (Servicio de Aduanas y Protección de Fronteras) amplia autoridad para la ejecución de las leyes de inmigración y cambios dramáticos están en marcha. (Interesantemente, las notas indican que las notas del Presidente Obama sobre el DAC y el DAPA, de junio del 2012 y noviembre del 2014, todavía están vigentes).

Notablemente, el Programa de Prioridad de Ejecución (PEP, por sus siglas en Ingles) ya está cancelado, y se reinstituyó el Programa de Comunidades Seguras (SCP, por sus siglas en Ingles). PEP había reducido considerablemente la categoría de personas por las cuales DHS buscaría la transferencia de la custodia de la agencia local de ejecución. Bajo el programa, ICE buscaba dichas transferencias donde la persona extraíble había sido sentenciada de crímenes específicamente enumerados, había participado intencionalmente en actividades de pandillas, o planteaba un riesgo a la seguridad nacional. No buscaba la transferencia de personas con sólo ofensas civiles de inmigración, o aquellos acusados, más no sentenciados de un crimen. El SCP autoriza a los oficiales de ejecución local para que ejecuten las leyes de inmigración, incluyendo “la autoridad para investigar, identificar, detener, arrestar, retener y realizar registros”.

Mientras que el anterior PEP está oficialmente anulado, ICE no tiene los recursos para expulsar a 11 millones de personas. Sin embargo, las nuevas notas indican que cualquier persona que haya sido sentenciada por un crimen, hayan cometido actos que constituyen una ofensa imputable, hayan abusado los programas de asistencia pública, hayan cometido fraude o falsa representación ante una agencia del gobierno, tienen una orden de expulsión definitiva, o son un peligro para la seguridad pública, tienen prioridad de expulsión. Puede que ICE este enfocado en algunas personas en particular, pero cualquier persona en un área adyacente con un estado de inmigración dudoso puede ser detenido y expulsado: “El personal del Departamento tiene plena autoridad para arrestar o detener un extranjero para el cual el oficial de inmigración tiene causa probable para creer que está en violación de las leyes de inmigración [e] iniciar los procedimientos de expulsión”. Aún más, es muy probable que las generosas otorgaciones de facultades discrecionales de procesamiento fiscal por los abogados de ICE en los procedimientos de expulsión se conviertan en una excepción durante esta Administración. Las Acciones también ponen en peligro las “ciudades santuario” por medio de la denegación de fondos federales. En las notas de implementación actuales aún no se ha abordado como se implementará esto.

Es muy probable que se haga aún más dramática la ejecución en la frontera del sur. Más evidente es la autorización “del Muro”, y DHS tiene planeado el inicio de su construcción. Aparte del Muro, más serio e inminente es el cambio de como DHS estaría gestionando a aquellos que ingresen a los EEUU ilegalmente. Las notas piden que se envíen más jueces de inmigración y oficiales de asilo a la frontera, e incrementar la capacidad de detener a los inmigrantes en instalaciones de “corto plazo” – a las cuales normalmente se les denomina como “los congeladores” – como también el incrementar el número y capacidad de las instalaciones de detención. Bajo el Presidente Obama, fué común que el ICE y el CBP pusieran en libertad en los Estados Unidos aquellas personas que habían detenido, muchas veces con alternativas a la detención, tales como monitores de supervisión, luego de haber sido asignados a un tribunal de inmigración y de haber solicitado algún tipo de exención. Está practica fue aclamada por los abogados de inmigración y activistas, ya que proporciona a los extranjeros con mayor acceso a los recursos para prepararse para, y, presentar sus casos. Esta política ha sido reemplazada por la detención casi obligatoria hasta la expulsión o exención. Solicitudes de asilo y de exenciones, de las cuales en algún momento dependían aquellos huyendo de la persecución o con necesidad de asistencia médica, serán consideradas bajo un mayor nivel de escrutinio.

Otra ejecución interior incluye la redacción de una norma para ampliar el uso de los procedimientos de expulsión acelerada, más allá de las actuales restricciones geográficas de aquellos que estén presente ilegalmente en los puertos de entrada y el área de la frontera (dentro de 100 millas) y dentro de 14 días del ingreso, potencialmente para cualquiera que esté presente ilegalmente y quien no puede probar que ha estado viviendo en los Estados Unidos por los dos años antes de ser detenido. La expulsión acelerada permite la detención y expulsión rápida de una persona sin tener acceso a los tribunales.

Otro acontecimiento es la propuesta de la reevaluación de la admisión de menores no acompañados. Niños que llegan a la frontera solos y que se entregan al Departamento de Salud y Servicios Humanos y que se les permite el ingreso al país para buscar varios tipos de alivio, incluyendo el asilo, con privilegios que no se otorgan a otros, dado su estatus singular y vulnerable. Podemos esperar más orientación de ICE y el CBP sobre como ellos esperan gestionar los menores no acompañados.

Muchos aspectos de estas dos notas de implementación aún no son claros sobre cómo se van a implementar y si pueden resistir la revisión jurídica. Como lo mencionamos anteriormente, no sabemos cómo y cuándo DHS decide ampliar la expulsión acelerada. Las Acciones y las notas también crean la “Oficina de Intervención para las Víctimas de Crímenes de Inmigración”, (VOICE, por sus siglas en Ingles), la cual envía fondos para asistir a las víctimas de crímenes cometidos por extranjeros expulsables. Aún más, las notas mencionan la recolección de multas y sanciones de extranjeros que estén presente ilegalmente y aquellos que los ayuden; no obstante, actualmente no está claro de qué manera se “ayuda”. Más preocupante es la creación de informes disponibles al público con un listado del estado de inmigración de las personas detenidas; el arresto, acusaciones, o sentencias posteriores.

En este sentido, una de las notas también ordena a los departamentos para que “identifiquen y calculen todos los recursos de auxilio o asistencia federal directa o indirecta” hacia México, supuestamente como un intento de amenazar a México para que cumpla con las exigencias del Presidente Trump de pagar por el Muro. También hay una sección en las notas que indica que los extranjeros que sean detenidos cuando ingresen, pueden ser retornados al territorio contiguo del cual ellos cruzaron – Canadá o México –  durante el procedimiento de expulsión. Obviamente que esto les impide su habilidad de tener acceso a la familia, abogados, y otros recursos que pueden llegar a ser necesarios para que su caso sea exitoso. Aún más, no está claro cómo se va a financiar esto, si otros países han acordado cooperar, o como realmente serían implementadas estás acciones. 

Parados o Recogidos por ICE: Conozca sus Derechos

Como mencionamos anteriormente, la EO del Presidente Trump, “Mejoramiento de la Seguridad Pública en el Interior de los Estados Unidos” terminó de una forma eficaz el sistema de prioridad que puso en marcha el Presidente Obama, el cual clasificaba los objetivos de expulsión basándose en la seriedad de sus crímenes. Bajo el sistema anterior, usando las discrecionales de procesamiento fiscal, los extranjeros que no habían sido sentenciados por cualquier crimen mientras estaban en los Estados Unidos estaban relativamente seguros de no ser expulsados – aún si hubiesen sido detenidos durante una redada de ICE. Ya no.

La eliminación del PEP bajo la Acción Ejecutiva ha tenido dos efectos inmediatos. Primero, aquellos en procedimientos de expulsión ya no pueden depender de las discrecionales de procesamiento fiscal para cerrar sus casos en los tribunales de inmigración administrativamente, simplemente porque ellos no tenían una sentencia criminal y tenían lazos fuertes con la comunidad. Segundo, ICE ha estado enfocándose en personas sin sentencias criminales, pero quienes, en cambio, tienen antiguas órdenes finales de expulsión. Bajo este sistema, se ha vuelto mucho más importante que los extranjeros que estén presentes ilegalmente entiendan sus derechos.

Si los agentes vienen a su hogar, primero y antes que todo, no habrá la puerta. Pida ver la orden judicial. Si los agentes tienen una orden judicial, haga que ellos la pasen por debajo de la puerta o por una grieta o por la puerta con la cadena puesta. Los agentes de ICE no pueden ingresar sin su permiso si no tienen una orden judicial. Tome nota que la orden administrativa de ICE no es suficiente; debe estar firmada por un juez. Luego, una vez que tenga la copia de la orden judicial, revise y asegúrese que toda la información está correcta; debe tener el nombre de alguien en el hogar escrito correctamente, debe tener la dirección exacta, debe estar vigente en la fecha actual, etc. Si algunos de estos puntos no están correctos, usted puede negarse a abrir la puerta y solicitar que ICE se marche y que solo regrese con una orden judicial correcta. En el caso que ICE tenga la orden judicial con toda la información correcta, tiene que dejarlos ingresar para que inspecciones las áreas listadas en la orden judicial. En este momento, la cooperación siempre es clave. Si está en una casa o negocio que ha sido el objetivo de una redada de ICE, el huir o resistir puede resultar en perjudicarlo a usted o su propiedad. Recuerde que cualquier cosa que le diga al oficial de ICE, así sea durante la redada o en detención, puede y se usará en su contra. Lo mejor que puede hacer en tal caso es no decir nada, lo cual es su derecho bajo la Quinta Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos. Si se siente obligado a hablar, limítese a decir su nombre, y si da lugar, el estatus legal (tal como DACA, TPS, titular de tarjeta verde, etc.). Nunca, bajo ninguna circunstancia deber dar información falsa o engañosa a un oficial de ICE. Se sabe que ICE trata de forzar a los extranjeros a que firmen su expulsión. Sea amable, pero no proporcione más información de la necesaria, y no firme ninguna cosa en absoluto. Pida hablar con su abogado o llame a alguien de su familia.

ICE ha estado mucho más dispuesto a colocar a las personas en expulsión acelerada si lo pueden hacer. Esto es especialmente peligroso para aquellos que viven en áreas metropolitanas cerca de la frontera. No es raro que personas que tengan derechos legítimos de permanecer en los Estados Unidos sean expulsadas sin tener la oportunidad de ser escuchados. Para prevenir la expulsión acelerada, le recomendamos a las personas  que son vulnerables que mantengan evidencia de que han estado en los Estados Unidos por más de 14 días, o una vez que emitan las nuevas directrices de DHS, por más del tiempo indicado, supuestamente dos años.

Pasando por la Aduana

En este periodo de alta seguridad, los viajeros que estén ingresando a los Estados Unidos pueden esperar más escrutinio por parte de los inspectores de inmigración. Aún antes de las Acciones, y el incremento de seguridad en las fronteras, los oficiales del CBP habían empezado a solicitar a los viajeros ESTA la información de sus cuentas en las redes sociales al ingresar  la teoría es que esto le permite al CBP y el DHS a detectar mejor a las personas con lazos con organizaciones terroristas. Aunque presuntamente “opcional”, es muy difícil creer que el CBP va a respetar el rechazo, por parte del viajero, de proporcionar la información de las cuentas. Los visitantes ya han visto al CBP revisar sus teléfonos, laptops, y hasta asumir cuales son sus intenciones, basándose en tarjetas de presentación que tienen en sus billeteras. Así mismo, no es claro cómo se manejará la práctica común de publicar de nuevo cosas de fuentes no verificadas.

Si lo apartan para hacerle más preguntas, esto no necesariamente significa que haya hecho algo malo. Si significa que puede esperar que lo retengan por hasta un par de horas y el responder algunas preguntas invasivas, especialmente las que tienen que ver con su religión y sus opiniones políticas. Usted no tiene que contestar tales preguntas. Puede que también le hagan las mismas preguntas muchas veces. Desafortunadamente, los derechos de la Cuarta Enmienda sobre registro e incautación tienen una aplicación muy limitada en los puertos de entrada (aeropuertos). No se requieren las causas probables y sospecha razonable para iniciar el registro de sus pertenencias personales. Los oficiales del CBP pueden detenerlo por horas y registrar sus pertenencias, incluyendo los dispositivos electrónicos.

Se han difundido reportes con respecto a titulares de tarjetas verdes que han sido intimidados para que firmen documentos en los que renuncian su estado de residente permanente legal (LPR, por sus siglas en Ingles). Sin embargo, los oficiales en la frontera no pueden forzar a los LPRs a firmar el formato I-407, un documento que automaticamente cede el estatus. Asegurese de leer todos los formularios que le presenten y no firme ningun documento que no entienda. Usted puede solicitar un abogado, pero el CPB no tiene ninguna obligación de conceder la petición al menos que lo acusen de una ofensa criminal.

Si usted, como titular de una visa, es percibido de no estar cooperando, le pueden negar el ingreso. Residentes Permanentes (titulares de tarjeta verde) están en la ambigüedad – existen sus derechos al debido proceso, pero pueden ser detenidos mientras esperan la audiencia de expulsión. No se puede negar el ingreso a los ciudadanos estadunidenses; sin embargo, han habido reportes de ciudadanos originalmente de, o que habían viajado hacia, uno de los siete países especificados, que han sido detenidos por mucho tiempo y a quienes se le ha revocado los privilegios de la Entrada Global.

Consideraciones Importantes para el Empleador

 

Cuando se firmo la Prohibición de Viajar, los extranjeros no fueron los únicos que quedaron en una situación precaria. Los empleadores quienes tienen extranjeros afectados por la prohibición también se vieron afectados. Cuando afrontaron estas realidades, los esfuerzos de continuar “como de costumbre” al reasignar el o pasar por encima a aspirantes calificados, pude exponer a los empleadores a un sinfín de problemas legales.

Los empleadores deben ser supremamente cuidadosos al cuestionar la ciudadanía, origen nacional, o grupo étnico de sus empleados al definir asignaciones de trabajo en las prácticas de contratación. El Departamento de Justicia tiene una unidad especial que revisa la discriminación que se basa en ciudadanía u origen nacional, la Oficina de Asesoría Especial para Prácticas Injustas de Empleo Relacionadas con Inmigración. Esta oficina recomienda que los empleadores únicamente hagan preguntas limitadas a sus nuevos empleados relacionadas con sus autorizaciones de empleo en los EEUU, y no hacer preguntas especificas sobre su origen nacional o ciudadanía. Sin embargo, en estos tiempos delicados para inmigración, los empleadores están justamente preocupados sobre como mantener sus prácticas empresariales – específicamente empleadores quienes tienen obligaciones y requisitos de viajes internacionales.

Los empleadores deben mantenerse al día sobre el estado de cualquier restricción de viaje. En caso de cualquier otra acción ejecutiva que restringa o pare los viajes para algunas personas, les ofrecemos el siguiente consejo. Lo empleadores no deben destacar a ninguno de sus empleados cuando estén hablado sobre las consecuencias de las Acciones Ejecutivas y leyes relacionas con inmigración, pero en su lugar deben notificar a todos los empleados de la misma manera. Si hay una verdadera preocupación que un empleado salga de los Estados Unidos en un viaje de negocios y que luego no se le permita el ingreso, considere alternativas tales como videoconferencias, antes de reasignar el trabajo. Y por último, asegúrese que las prácticas de mantenimiento de archivos están en cumplimiento. Información sobre el estado de inmigración o nacionalidad que se ha dado voluntariamente debe mantenerse separada de la hoja de vida principal en los archivos de Recursos Humanos, y apartada de las decisiones sobre contratación y asignación.

Más Acciones Ejecutivas en Curso

 

Hay tres Acciones Ejecutivas adicionales que se redactaron y que fueron filtradas a finales de enero las cuales pueden ser firmadas por el Presidente. Estas rigen el programa DACA, los beneficios públicos para los extranjeros, y las visas de no-inmigrantes, con un foco especifico en las H-1Bs. A la fecha de este boletín no se ha emitido o filtrado ninguna información nueva sobre el futuro de estas Acciones.

El programa DACA se mantiene en vigencia y no ha sido afectado por las acciones anteriores. Sin embargo, “La Finalización de las Amnistías Ejecutivas Inconstitucionales” colocaría el programa en el patíbulo. La reciente retórica del Presidente Trump asegurando a los beneficiarios que no se preocuparan, va contra el lenguaje en esta redacción. Si se firma, el programa de DACA se terminaría, los permisos de empleo que se obtuvieron por medio de este programa no se renovarían y no se otorgaría el Permiso Adelantado de Reingreso para viajar.

La segunda acción redactada examina los beneficios públicos que reciben los extranjeros. Si se firma, la acción dirigiría al DOS y DHS ha revaluar el criterio de “cargo público” para las inadmisibilidad y expulsión, hacen un llamado para estudios federales sobre el impacto de los trabajadores extranjeros poco calificados que están en el Seguro Social y los costos de los programas de refugiados, como también determinar como terminar con el “turismo-natal”.

La última Acción Ejecutiva que todavía está en formato de redacción tiene el objetivo de proteger los salarios y empleos de los trabajadores Americanos poco calificados. Esta acción exige que DHS difunda el sistema E-Verify y probablemente terminar la emisión de permisos de empleo para los beneficiarios de los permisos de permanencia temporal. Se publicaría la información sobre el impacto de inmigración en los salarios y empleos de los trabajadores Americanos desde el 2000. La acción también pone bajo la lupa a las visas para trabajadores altamente calificados, tal como la HB-1. Estas podrían ser restringidas a salarios y niveles de educación específicos, una iniciativa que convierte la inmigración basada en empleo aún más basada en méritos y más exclusiva.

Hasta ahora no se han firmado ninguna de estas Acciones, pero nos dan un buen sentido de lo que podemos esperar de la Administración actual, durante las próximas semanas y meses.