En meses recientes, el Departamento del Trabajo (DOL) ha indicado que expandirá su uso del reclutamiento supervisado del DOL en los programas de trabajo certificado.  Mientras previamente ciertas clases de aplicaciones eran consideradas posibles objetivos para reclutamiento supervisado, como aquellas que no exigían un requerimiento educacional y ciertas posiciones financieras en la ciudad de Nueva York, más y más aplicaciones habían sido designadas para reclutamiento supervisado.  Reclutamiento supervisado debe de tomarse muy en serio ya que un patrón o práctica   de no cumplimiento con reclutamiento supervisado puede incapacitar a un patrono, abogado o agente de llenar aplicaciones de PERM hasta por tres años.  La próxima guía es provista por material preparado por la Asociación Americana de Abogados de Inmigración.

Hay dos tipos de Reclutamiento Supervisado, convertido y dirigido.  Reclutamiento Supervisado Convertido ocurre cuando una aplicación que ha pasado por los     procedimientos de solicitud PERM es ordenado para reclutamiento supervisado, siguiendo normalmente una auditoría. Reclutamiento Supervisado Dirigido requiere que todos o algunas de las aplicaciones de trabajo certificadas del patrono estén sujetos a un proceso de reclutamiento supervisado al comienzo y no que el reclutamiento esté hecho antes de radicar la aplicación PERM. (En adición, cualquier patrono que retire una aplicación PERM después de recibir una orden de reclutamiento supervisado puede estar sujeto a reclutamiento supervisado dirigido en cualquier aplicación de certificación de empleo llenada para el mismo extranjero nacional y empleo.)

Bajo el reclutamiento supervisado convertido, cuatro notificaciones específicas son recibidas durante el proceso. La primera, que inicia el proceso, es una Notificación de Reclutamiento Supervisado, la cual es enviada al patrono o abogado.  La notificación requiere al patrono someter un borrador de anuncio solicitando personal dentro de los 30 días de la fecha de la notificación.  Extensiones por causas justificadas pueden ser solicitadas. También puede solicitarse información adicional.

Luego de que el borrador de anuncio solicitando personal y otra documentación requerida es enviado al DOL, el patrono o abogado recibirá Instrucciones de Reclutamiento. Las instrucciones de reclutamiento,  o aprobará el borrador inicial del anuncio solicitando personal, o requerirá enmiendas y designará el periódico en el cual deberá de aparecer el anuncio. Otras medidas de reclutamiento pueden ser requeridas también.  Bajo reclutamiento supervisado, todos los resumés son dirigidos a un apartado postal bajo el control del DOL. Resumes recibidos por el DOL son entonces redirigidos al empleador con una carta titulada Notificación de Resumes Recibidos. Debido a que el DOL requiere que el empleador incluya su nombre en el reclutamiento, es posible que algunos resumes sean enviados directamente al empleador y estos candidatos también deberán ser considerados  como parte de los resultados del reclutamiento.

Próximo, el DOL enviará una notificación al empleador titulada Instrucciones del Reporte de Reclutamiento. Esta notificación indica que el período de reclutamiento ha terminado, y el empleador tiene 30 días para someter copias de sus esfuerzos de reclutamiento, incluyendo un reporte detallado de reclutamiento que incluya los nombres y direcciones de todos los candidatos de E.U. que aplicaron, al igual que los resumes de cualquiera trabajador de E.U. que aplicó directamente con el empleador.  Reclutamiento supervisado es extremadamente regimentado y los casos son de alto escrutinio por parte del DOL.  Los empleadores deberán ser particularmente diligentes en cumplir con todo los requisitos, cumplir con las fechas límites y mantener registros impecables de documentos. Mientras que todos los empleadores están siendo     alentados a mantener pruebas de esfuerzos por contactar a los candidatos, como correos electrónicos, notas de llamadas telefónicas y-o cartas certificadas, los empleadores que están sujetos a reclutamiento supervisado deben de ser   especialmente minuciosos.

Empleadores prudentes querrán evitar el riesgo de reclutamiento supervisado y preparar sus casos defensivamente. Por ejemplo, empleadores deberán evitar el uso de  requerimientos de empleo que podrían ser considerados innecesariamente restrictivos o muy ampliamente redactados, o no lo suficiente específicos indicativos de requerimientos bona fide , puesto que estarían arriesgando una auditoría y tal vez una   denegación si el caso es convertido a reclutamiento supervisado.  Sería mejor el incluir requerimientos específicos relacionados a la posición en la aplicación original del PERM y estar preparados a documentar la necesidad del negocio de tales requerimientos que  omitirlos con la intención de evitar auditorías.