A principios de Junio, el Presidente Obama anuncio  que la afluencia de niños extranjeros nacionales no acompañados a través de la frontera suroeste de los Estados Unidos estaba causando una situación humanitaria urgente, la cual requiere una respuesta federal unificada y coordinada.  Algunos 60,000 niños no acompañados se espera sean capturados este año, un  incremento significativo de los casi 25,000 niños capturados durante el año fiscal 2013.  Y, adolescentes hembras y niños menores de 13 años están entrando al país mucho más que anteriormente.  La respuesta federal, dirigida por la Administración del Manejo de Emergencia Federal (FEMA), incluye casa, tratamiento médico, alimento y otros servicios para estos niños; $1.4 billones han sido solicitados para proveer tales servicios.  Muchos de los niños son de México y Centro América, y le están huyendo a la violencia, pobre economía, y/o buscando reunirse con miembros de su familia actualmente en los Estados Unidos.  Una de las razones más citadas por la actual afluencia fueron falsos rumores que los EU le estaban otorgando un “permiso” de entrada especial a los menores no acompañados y a mujeres viajando con niños, pero solamente hasta finales de Junio.  Actualmente, tales menores están viviendo en una facilidad por 30-45 días y entonces son entregados a uno de los padres, parientes o auspiciador.  El relevo, sin  embargo, no paraliza los procedimientos de remoción, de ser estos apropiados.

Los oficiales de la frontera también abrieron una investigación de reclamos de abusos por parte de los agentes fronterizos en la frontera suroeste, hecha por cinco grupos legales.  Los cargos incluyen privación de alimentos y tratamiento médico a los adolescentes mientras guardados en las celdas.

Como parte de la respuesta federal, el Departamento de Justicia (DOJ), a través de su Oficina Ejecutiva de Revisión de Inmigración (EOIR) y la Corporación de Servicios Nacionales y Comunitarios (CNCS), las cuales operan el programa de servicio nacional Americorps, entro en una sociedad estratégica para inscribir a aproximadamente 100 abogados y paralegales como miembros de Americorps para proveer servicios legales a los más vulnerables de estos niños.  La meta es “servir mejor a las poblaciones vulnerables…y mejorar la eficiencia de la corte a través de esfuerzos pilotos dirigidos a mejorar la representación legal”.  En adición, oficiales del Departamento de Justicia creen que los miembros de Americorps ayudaran a identificar a niños inmigrantes no acompañados quienes hayan sido víctimas de tráfico humano o abuso. para asistir en las investigaciones y convicción de aquellos quienes perpetuán estos crímenes.

El programa le serviría a niños en las cortes de inmigración en las cuales becas son otorgadas; seria  limitados a niños menores de 16 quienes no estén en la custodia del Departamento de Seguridad Nacional o la Oficina de HHS de Re Acuerdo de Refugiados; quienes hayan recibido una notificación de aparecer a una corte de inmigración para procedimientos de remoción; y que no tengan sus casos consolidados con procedimientos de remoción en contra de algún padre o madre o guardián legal.  Programas deberán estar localizados en Arlington (VA), Atlanta, Baltimore, Bloomington (MN), Boston, Charlotte (NC), Chicago, Cleveland, Dallas, Denver, Detroit, El Paso, Hartford, Kansas City (MO), Las Vegas, Memphis, Miami, New Orleans, New York, Newark, Omaha, Orlando,  Philadelphia, Phoenix,v Portland (OR), San Antonio, San Diego, San Francisco y Seattle.

Las aplicaciones deberán ser presentadas para el 22 de Julio, pero se les sugiere a los solicitantes que envíen un aviso o nota de intención para aplicar para el 15 de julio.  Los solicitantes con éxito serán notificados a finales de Septiembre.