El 16 de febrero un Juez Federal en Brownsville Texas ordeno un paro, por lo menos temporero, a las acciones ejecutivas de inmigración del Presidente Obama, poniéndose a favor de Texas y otros 25 estados quienes interpusieron una demanda oponiéndose a las iniciativas que ofrecerían protección de la deportación y permisos de empleo para al menos cinco millones de inmigrantes indocumentados.  El Juez no dictamino sobre la legalidad de los planes de inmigración pero dijo que había suficiente mérito para desafiar el mandamiento judicial emitiendo un requerimiento mientras el caso se  mueve hacia adelante.  El Juez Andrew Hanen, un crítico de la Administración en política de inmigración, encontró que los estados han cumplido con el mínimo legal de requerimientos para presentar su demanda.

Específicamente, la demanda reclama que las órdenes de inmigración unilateralmente cambiaron la ley federal de inmigración, usurpando el poder exclusivo del Congreso para legislar, y violaron la regla constitucional del presidente de cuidar  y fielmente ejecutar las leyes. El Juez Hanen baso su mandamiento temporero en su creencia que la Administración, al hacer un cambio tan amplio a lo que la actual ley manda, por lo menos fallo en cumplir con la notificación del Acta de Procedimiento Administrativo y las provisiones de comentarios.

Algunos educadores legales han predicho que cualquier orden de parar las acciones presidenciales serian prontamente suspendidas por la Corte de Apelaciones de los Estados Unidos para el Quinto Circuito en Nueva Orleans.

Interesantemente, el Alcalde de Brownsville estaba entre aquellos que presentaron escritos amigos a la corte apoyando las Acciones Ejecutivas.  La Administración ha argumentado que el caso deberá ser rechazado por falta de mérito.

El impacto inmediato del mandamiento judicial es la clara demora de la expansión del programa de DACA, el cual empezaba el 18 de febrero. Otros planes que fueron anunciados como parte de la Acción Ejecutiva  mayormente impactando a inmigración relacionada a negocios, ya se ve atravesando el proceso normal de APA de hacer las reglas, por lo que no deberá verse impactado por la orden judicial. Por ejemplo, reglas finales en autorización de empleo para conyugues de H-1B quienes han comenzado su proceso de Green Card  pueden seguir adelante (esas reglas se esperaban para finales de Enero), como pueden ser las guías y reglas para expandir la categoría del Relevo de interés Nacional para “inventores, investigadores y fundadores de empresas  de arranque” estas también se mantienen en espera.

Lo que pasa en las cortes también impactará las negociaciones en el Congreso de fondos renovados del DHS (Departamento de Seguridad Nacional). El Congreso ha estado enfrentándose sobre las Acciones Ejecutivas y ha estado aguantando los fondos renovados del Departamento de Seguridad Nacional, que excluye el 27 de Febrero, por los planes de la Administración de ofrecer relevo de deportación y autorización de empleo a millones de indocumentados.