Una reciente revisión de más de 100 posiciones de transferencias inter empresariales L-1A denegadas por USCIS y subsiguientemente apeladas administrativamente revelan que solo un puñado de casos fueron ultimadamente aprobados.  Entre peticiones de nuevas extensiones de oficinas, las siguientes son algunas fallas comunes citadas por la Oficina de Administración de Apelaciones: (1) Evidencia contradictoria en el expediente, incluyendo tablas organizacionales que eran inconsistentes; (2) Gerentes y ejecutivos perdiendo mucho tiempo haciendo el trabajo actual y no administrando o dirigiendo; (3) Falta de evidencia de personal o empleados para hacer tareas no calificadas (ej. No gerenciales o no ejecutivas); (4) descripciones de trabajos vagas o sobre ampliadas; y (5) evidencia no suficiente para demostrar como el negocio mantendría el gerente o ejecutivo en el año por venir.  Muchos de estos mismos asuntos descarrilaron inicialmente las peticiones nuevas oficinas  L-1A.

Siendo las peticiones L 1A de nuevas oficinas bien escudriñadas igual que lo son las peticiones iniciales, y los índices de requerimientos de evidencia (RFE) se han incrementado en un 40 porciento, se les aconseja a los patronos preparar y revisar cuidadosamente la documentación que la ampara teniendo estos escollos en mente.