Así como la Administración de Trump continua su posición de línea dura con China en el ámbito del libre comercio y mercados abiertos, el Departamento de Estado está considerando limitar la emisión de visas F-1 para los ciudadanos chinos.  Una propuesta del 11 de junio del 2018 es una respuesta directa a las presuntas violaciones de propiedad intelectual por parte de China.  Todavía no se ha hecho un lanzamiento formal de la política, aunque DHS puede limitar las visas a sólo un año, caso por caso, para los estudiantes chinos de posgrado que estén estudiando ciencias, tecnología, ingeniería, y los campos de (STEM) matemáticas. También es posible que se establezcan autorizaciones adicionales para los ciudadanos chinos que buscan visas de trabajo por medio de algunas empresas americanas que manejan material delicado.  Como parte de su programa de seguridad nacional, el presidente Trump indicó que la Administración revisaría los procedimientos de visas y, más específicamente, “consideraría restricciones a los estudiantes STEM extranjeros de países designados, para garantizar que la propiedad intelectual no se transfiera a nuestros competidores.”