Muchos patronos queriendo auspiciar empleados nacionales extranjeros para “Green Cards”  deberán familiarizarse con la radicación de la certificación de labor PERM con el Departamento del Trabajo, un proceso que está destinado a proteger el mercado de empleos de los EU. El proceso PERM es uno exigente y oneroso y aplicaciones son a veces denegadas por razones que aparentan ser excesivamente técnicas e impredecibles. Denegaciones de solicitudes PERM pueden ser apeladas, y decisiones publicadas de esas apelaciones por el cuerpo administrativo BALC ofrecen algunas guías en preparar solicitudes exitosas.

Una decisión importante concierne el contenido de anuncios para el empleo ofrecido. Las regulaciones establecen anuncios específicos y postear requisitos para los esfuerzos de reclutamiento, algunos de los cuales son mandatorios para todo tipo de posiciones y algunas formas adicionales que deben ser usadas por profesionales o posiciones de empleados expertos.  En apelación se mantuvo que el Departamento del Trabajo no puede denegar una solicitud PERM porque el contenido de todos los anuncios no coinciden, las formas adicionales de reclutamiento pueden contener calificaciones no requeridas en la formas mandatorios. A pesar de eso, es aconsejable, en la medida de lo posible, el usar lenguaje idéntico en todos los esfuerzos de reclutamiento para evitar auditorías o denegaciones de plano por el Departamento del Trabajo.

Otra decisión señala la solicitud misma del PERM. La solicitud tiene un casillero que pregunta si la experiencia en el empleo ofrecido es requerida para el trabajo, y otra que conteste si la experiencia en una ocupación alterna sería aceptable.  Esto es confuso, porque a un patrono no le está permitido considerar la experiencia de un trabajador extranjero ganada en su empleo. (En la actualidad, muchos patronos están interesados en auspiciar empleados porque ellos se han probado valiosos en la posición ofrecida). Sin embargo, para confirmar que la posición está abierta a empleados de los EU, el patrono no puede requerir más calificaciones rigurosas de un trabajador de los EU que de un empleado extranjero. Esto significa que el patrono no puede pedir por más experiencia o educación que la que el trabajador extranjero tenía al tiempo en que fue contratado. No está entonces muy claro cuál encasillado deberá ser chequeado cuando la experiencia es requerida en la misma ocupación, pero no con el mismo patrono. BALCA ha afirmado que es aceptable requerir experiencia en una ocupación alterna pero no en la misma ocupación.

Las regulaciones requieren que el patrono que presenta una solicitud PERM deberá notificar a los empleados del patrono en el lugar del empleo y especificar el contenido de la notificación, el cual incluye el nombre del patrono. BALCA afirmó la denegación de una solicitud PERM cuando la notificación incluía el nombre y el número de teléfono del presidente de un empleador, pero no la compañía.

Estos asuntos son altamente técnicos y demuestran una tendencia de BALCA de estrictamente hacer cumplir el lenguaje de las regulaciones. Aún errores obvios podrán no ser perdonados y son difíciles de corregir. Patrones y sus empleados deberán hacerlo correctamente cuando la solicitud PERM es presentada, especialmente ya que las apelaciones son difíciles y extienden por años un proceso ya de por sí laborioso.