El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés), inició las Visitas A Sitios Administrativos y su Programa de Verificación en el 2009. Bajo el programa, las visitas al sitio las lleva a cabo el Directorio de Detección de Fraude y Seguridad Nacional (FDNS, por sus siglas en inglés). FDNS realiza las visitas al sitio para las peticiones de los trabajadores religiosos (R-1), peticiones H-1B, y desde el 2014, las peticiones L-1.

Un empleador que firma el Formulario I-129 acepta que “cualquier evidencia de apoyo que se presente puede ser verificada por USCIS por cualquier medio que USCIS determine adecuado, incluyendo pero no limitado a: revisiones de cumplimiento en el sitio.” Las visitas al sitio de FDNS son voluntarias, pero se recomienda firmemente que los empleadores cooperen en caso de tener una. También se aconseja a los empleadores que contacten a su abogado de inmigración inmediatamente en caso que se lleve a cabo una investigación por parte de FDNS. Aunque la mayoría de las visitas no son anunciadas, y FDNS no reprograma una visita para incluir al abogado, se permite la presencia del abogado si es logísticamente posible y puede permitírsele que participe por teléfono.