Durante la Administración de Obama, se le permitía algunos inmigrantes indocumentados el cierre administrativo de sus casos ejerciendo el criterio de enjuiciamiento (PD, por sus siglas en inglés), que esencialmente era una forma de remedio de deportación. Muchas veces este se daba cuando un padre indocumentado de un hijo ciudadano Americano entraba en procedimientos de expulsión, La Administración de Trump canceló la política de criterio de enjuiciamiento, y ahora ICE ha iniciado la reprogramación de los casos que se habían cerrado anteriormente. Mientras que la casa matriz de ICE ha indicado que está reprogramando es sólo para los casos que han tenido arrestos o condenas posterior a los cierres administrativos, y que no está tratando de reprogramar todos los casos que tenían cierre administrativo por PD, algunas oficinas locales de ICE están intentando reprogramar los casos PD, aún cuando no han tenido arrestos o condenas.