Por casi dos décadas, compañías puestas en marcha -fundadas por inmigrantes, especialmente firmas de alta tecnología en Silicon Valley – han representado ligeramente más de un cuarto de todas esas empresas en los Estados Unidos y han sido una fuente importante de crecimiento económico  en nuestro país.  Sin embargo, un nuevo estudio de la Fundación Kauffman reporta que compañías fundadas por inmigrantes a escala nacional han caído por primera vez en décadas y sus autores creen que el sistema poco agradable de inmigración ha creado un “drenaje de cerebro reverso”.

El reporte, El Éxodo Inmigrante: Porqué América está Perdiendo la Carrera Global de Captura de Talento Empresarial, evaluó la tasa de inmigración empresarial desde el 2006 al 2012 y puso al día resultados del período entre 1995 y 2005. Fundadores inmigrantes, quiénes son los más probables en empezar compañías en la innovación-servicios relacionados a la manufactura (45 por ciento) e industrias de “software” (22 por ciento), emplean cerca de 560,000 trabajadores y generaron un estimado de $63 billones en ventas del 2006 al 2012, puntualizando menos la contínua importancia de inmigrantes altamente calificados a los E.U. El reporte provee data de estadísticas muy detallada en aperturas por región, nacionalidad y sectores. 

Mientras la tendencia es aún ligeramente baja  a escala nacional, el reporte confirma que los E.U. deberá abrazar a empresarios inmigrantes para mantener una economía dinámica:

“Los Estados Unidos se arriesga a perder un motor de crecimiento clave en el momento en que la economía necesita creadores de empleos más que nunca”. Todavía,  Estados Unidos puede reversar esas tendencias con cambios en las políticas y oportunidades, si actúa rápidamente. Es imperativo que creemos una visa de arranque para estos empresarios y expandir el número de “green cards” para extranjeros especializados para que trabajen en estas empresas. Muchos inmigrantes gustosamente permanecerían en los Estados Unidos para comenzar e hacer crecer compañías que crearían empleos.”

 

No podríamos estar más de acuerdo.