Una nueva opinión del Tribunal de Apelaciones del Séptimo Circuito de los Estados Unidos, Arias v. Lynch, no está de acuerdo con la decisión de La Junta de Apelaciones de Inmigración (BIA por sus siglas en inglés) que decretó el uso de un número de Seguro Social (SSN por sus siglas en inglés) falso como un crimen que supone bajeza moral (CIMT) lo cual impide la exención de deportación. En este caso, el señor Arias había dado a su empleador un SSN falso para obtener empleo. Un juez de inmigración y la BIA consideraron que esto era un “crimen de bajeza moral” que prevenía que Arias recibiera la exención. 

El Circuito Séptimo no está de acuerdo, señalando que un crimen de bajeza moral se define como moralmente “vulgar, depreciable o depravado”. El tribunal no pudo encontrar nada en el expediente que describiera la decisión de Arias de proporcionar a su empleador un SNN falso como vulgar, depreciable o depravado. En cambio señaló la inconsistencia en determinar que el uso de in SSN falso por parte de un extranjero para que mantenga un empleo, pague impuestos y mantenga a su familia, constituya un CIMT, impidiendo la exención de deportación mientras que una persona que trabaja “informalmente” y no paga impuestos no sería culpable de la misma ofensa y es elegible a la exención. 

En una opinión que coincide, el Juez Richard Posner, cuestionó la importancia y validez de la idea de un “crimen que supone bajeza moral”, expresando que la frase era extremadamente anticuada y casi imposible de definir actualmente con crímenes específicos. El BIA considerará el caso cuando lo reciba de nuevo y emitirá una decisión final. Si emite una decisión que considere que crea un “precedente”, la decisión afectará la elegibilidad de la exención de deportación para potencialmente miles de extranjeros, en muchos casos inmigrantes indocumentados que están trabajando con SSN falsos.