Un juez del tribunal distrital emitió recientemente una decisión importante sobre el vencimiento de un año para presentar las solicitudes de asilo.  De acuerdo a la legislación, una persona que busca asilo, y está presente en los Estados Unidos, puede solicitar el asilo, pero debe hacerlo dentro del primer año de su llegada.  El lugar adecuado para presente (o interponer) la solicitud de asilo depende de la agencia tiene jurisdicción sobre el caso.  En un sistema de inmigración que funciona, una persona que busca asilo aparecería en un puerto de entrada o la frontera, tendría una entrevista de temor-creíble, y puesto en libertad con instrucciones para presentar una solicitud formal de asilo ante los tribunales de inmigración (o USCIS, dependiendo en el caso), durante los próximos 365 días. 

Desafortunadamente, nuestro sistema de inmigración está sobrecargado, y no siempre da la oportunidad de presentar la solicitud dentro del año.  Primero, es común que CBP o ICE, no notifique al solicitante el asilo sobre la fecha límite de la presentación de la solicitud.  Segundo, si se refiere al solicitante al tribunal, el documento con los cargos raramente tiene una fecha de comparecía agendada, y muchas veces no se presenta ante el juez de inmigración por meses.  Una solicitud de asilo no se puede presentar a un tribunal sino hasta que se presente el documento con los cargos.  Esto deja a los ilusionados solicitantes de asilo en una situación imposible: si bien se les notificó sobre la fecha límite de un año, de todas formas, no hay ningún lugar donde presentar la solicitud de asilo. 

EL juez falló en contra del gobierno, y le dio a DHS tres meses para crear un mejor sistema para notificar a las personas sobre la fecha límite de un año. El juez también ordenó a DHS que arreglará los mecanismos dentro del departamento, para permitir que las solicitudes de asilo se puedan presentar oportunamente, y le otorgó cuatro meses para lograr esto.