DHS continúa recopilando la información de las redes sociales de todos los visitantes e inmigrantes, y el divulgar esa información se está convirtiendo en un requisito en las solicitudes de visa.  Los oficiales consulares, el CBP, ICE y USCIS han estado recopilando esta información durante los últimos años, pero ha habido un nuevo impulso para la amplia recopilación de información.  Sin embargo, los oficiales de inmigración no pueden solicitar la información de redes sociales que es privada (no disponible para la vista del público) sin tener una orden judicial, a no ser que el subscriptor haya autorizado la revelación de esta cuando se registró para el servicio.  Aconsejamos a todos los extranjeros revisar sus plataformas de Facebook, Twitter y otras, especialmente antes de solicitar una visa o viajar a EE. UU. También es importante asegurarse que sus publicaciones en las redes sociales no contradigan las intenciones que expresó sobre su viaje y actividades en EE. UU. Para resumir, piense bien antes de publicar cosas en línea ya que el gobierno de EE. UU. Está prestando atención. 

Mientras tanto, el pasado septiembre, diez ciudadanos americanos y un residente legal permanente presentaron una demanda ante un tribunal federal retando está práctica, basándose en la Primera Enmienda y la Cuarta Enmienda, registro e incautación de teléfonos inteligentes, portátiles, y otros dispositivos electrónicos en la frontera de EE.UU. (Alasaad v. Trump).