A partir del 1ro de Junio, reportes de exámenes médicos (I-693) sometidos por solicitantes en apoyo a una aplicación de beneficios solamente serán válidos por un año a partir del momento de la firma del cirujano civil y su presentación al USCIS.  En otras palabras, el reporte deberá ser sometido al USCIS dentro de un año después del examen completo y la aplicación deberá ser adjudicada dentro de un año después de la fecha en la cual el reporte fue sometido al USCIS.  Reportes de exámenes médicos son comúnmente sometidos en apoyo a las aplicaciones de ajuste de status I 485.  Previamente, desde aproximadamente el 2002, el USCIS había acordado extender la validez del endoso del cirujano civil, la I-693, hasta el momento de adjudicación, por razones de atrasos en categorías de ciertas preferencias. Mientras la nueva política significa que muchos solicitantes deberán obtener otro examen médico antes de que su caso sea adjudicado, las buenas noticias es que las formas de exámenes médicos ya no serán requeridas como evidencia inicial y podrán ser sometidas en cualquier momento después de presentar la aplicación de beneficios de inmigración, pero previo a la adjudicación.  Si la forma de examen médico no es presentada concurrentemente, el USCIS anima a los solicitantes a esperar a que dicha forma de examen médico sea requerida por el USCIS, ya sea a través del Requerido de Evidencia (RFE) o a través de una notificación de traer una forma de examen médico completado a la entrevista.  Este cambio de política fue hecho en respuesta a inquietudes levantadas por el Centro de Control de Enfermedades.

En el ínterin, y anticipando este cambio de política, el USCIS ha estado enviando RFE’s a los solicitantes notificándoles que sus reportes médicos presentados en apoyo de sus aplicaciones de ajuste están a punto de exceder el periodo de validez.  En adelante, los RFE’s para nuevos exámenes médicos solamente serán emitidos poco tiempo antes de que anticipen que el caso pueda ser adjudicado.