A la medida que crecen las críticas a la agencia, se está formando una oposición con el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés). En una carta dirigida al Secretario de Seguridad Nacional, Las Investigaciones del Departamento de Seguridad Nacional (HSI, por sus siglas en inglés) propuso una deconstrucción de ICE en dos de sus componentes principales pero independientes, HSI, y Operaciones de Cumplimiento y Extracción (ERO, por sus siglas en inglés). La última es administrada por un sindicato y se enfoca en las violaciones civiles de inmigración, eficacias de extracción, y detención desarrollada. Por otro lado, HSI es una fuerza de trabajo de una unidad que no pertenece a un grupo de negociación que contrarresta la explotación del comercio internacional, viajes, y finanzas de terroristas y criminales internacionales.

Ante estos roles divergentes, HSI está abogando por la separación de las dos en sus propias agencias independientes, señalando que ICE es la una agencia federal de cumplimiento de leyes que tiene dos misiones completamente diferentes. La separación mejoraría el enfoque y la eficacia, y también podría mejorar la oral para ambas instituciones, ya que la marca de ICE se ha deteriorado de una forma consistente. Se reduciría la competencia por financiación, y puede que se incremente la eficacia. La solicitud por parte de HSI no es sorprendente dada la imagen negativa e insatisfacción pública progresiva con ICE.