El primero de octubre, USCIS inició la introducción progresiva de las entrevistas presenciales para todos los casos de ajustes I-485 basados en empleo cuando la solicitud subyacente es un Formulario I-140 (EB-1, EB-2, y EB-3), y cuando el caso se presentó después del 6 de marzo de 2017.  Durante varias reuniones públicas de información, USCIS proporcionó orientación adicional sobre quien está sujeto al nuevo requisito, como será el proceso, y que pueden esperar los solicitantes.   Estos son los puntos destacados:  

  • Los casos de ajuste de estatus basados en la I-360 (Visas de Inmigrantes Especiales) no están actualmente sujetas al requisito de entrevista presencial. 
  • USICS incrementará gradualmente el requisito para las peticiones I-730 para los beneficiarios que están en los Estados Unidos y están solicitando incorporarse a un solicitante asilado/refugiado. 
  • Niños menores de 14 años tienen derecho a una exención para el requisito de la entrevista. 
  • USCIS hará el esfuerzo de programar a los miembros de familia al mismo tiempo. 
  • El Centro de Beneficios Nacionales (NBC, por sus siglas en inglés), realizará una revisión antes del procesamiento, para garantizar que el caso está “listo para entrevista”.   Las entrevistas se llevarán a cabo en las oficinas de campo locales de USCIS. 
  • NBC expedirá las solicitudes de evidencia para el examen médico o el complemento J, si no se presentaron con la solicitud inicial para ajustar el estatus. 
  • USCIS considerará la posibilidad de permitir la participación de los abogados a distancia o por Skype, de esta forma los solicitantes representados por abogados que estén fuera del distrito continuarán teniendo representación por parte de un abogado en la entrevista, en vez de tener que contratar un abogado local. 
  • USCIS no decidirá de nuevo sobre la petición básica, pero tratará de validar la evidencia incluida con el formulario I-140; por lo tanto, la entrevista en sí se enfocará en el trabajo del solicitante, como también en los temas de admisibilidad. 
  • Los familiares del solicitante deben de estar preparados para traer a la entrevista evidencia de su relación con el solicitante principal. 
  • USCIS anticipa un incremento de 17 por ciento en su carga de trabajo en las oficinas de campo de USCIS, lo cual afectará los tiempos de procesamiento de las solicitudes de naturalización basadas en la familia. 
  • Las 10 oficinas más afectadas son San José, San Francisco, Newark, Nueva York, Houston, Chicago, Dallas, Atlanta y Los Ángeles. 

El impacto total de los requisitos de la entrevista ampliada no se verá por algunos meses, en lo que se refiere a ambos, su utilidad y retrasos.