Debido a una nueva interpretación por el Departamento de Estado de las reglas de reciprocidad entre los Estados Unidos y otros países, los dependientes G-4 podrían no ser elegibles para autorización de trabajo en los Estados Unidos a menos que un acuerdo bilateral de trabajo exista entre los Estados Unidos y el país de nacionalidad del principal G-4.  Mientras 112 países tienen tales acuerdos, -aunque algunos acuerdos tienen limitaciones en trabajo,-  y otros 35 países tienen acuerdos de trabajo de facto recíproco, notablemente ausente está China, Indonesia y Vietnam, entre otros.  Es importante notar que es la nacionalidad del país del tenedor principal de la visa el que controla. Esto significa que los cónyuges e hijos de G-4’s “juzgados” de países que no tienen tales acuerdos con los Estados Unidos no podrán renovar su autorización de trabajo cuando éste expire, y los solicitantes que lo hagan por primera vez serán denegados.  En otras palabras, si el principal G-4 es un nacional de China, por ejemplo, su cónyuge G-4 dependiente quién es un nacional del Reino Unido no es elegible para autorización de trabajo, aunque el Reino Unido tiene un acuerdo bilateral de trabajo con los Estados Unidos.

Mientras los oficiales superiores de varias organizaciones internacionales se están reuniendo con oficiales superiores del Departamento de Estado para discutir sobre cómo mejorar el impacto en los miembros de familia de los empleados internacionales G-4, ojalá que posponiendo o eliminando gradualmente la implementación, es muy dudoso que la nueva política sea reversada.

¿Porqué el cambio y en qué se basa?  Históricamente, miembros de familia extranjeras en servicio han sido limitados a hacer trabajos voluntarios o a trabajar dentro de una misión de EU mientras están fuera por su estatus diplomático o consular.  Para incrementar sus oportunidades de empleo, acuerdos bilaterales de trabajo han sido establecidos a través de un intercambio formal de notas diplomáticas entre los Estados Unidos y un país individual.  Estos acuerdos de trabajo le permite a los cónyuges e hijos dependientes de un empleado de gobierno de los EU asignados a una misión oficial en una embajada o consulado de los Estados Unidos en uno de esos países a buscar autorización de trabajo y trabajo en la economía local. En otros casos, a base de la reciprocidad de facto establecida por precedente, cónyuges e hijos dependientes de empleados del gobierno de EU igualmente situados también han podido obtener permisos de trabajo. Por razones de que los tenedores de visa G 4 tienen ciertos privilegios diplomáticos e inmunidad, estas reglas de reciprocidad ahora le están siendo aplicadas.