Periódicamente hemos reportados en nuevos estudios y reportes que amparan la noción de que inmigrantes e inmigración estimulan la economía y crean nuevos empleos para el negocio de los Estados Unidos.  Aquí hay más:

.- Un reporte de la Fundación Kauffman (Febrero de 2013), Dame tus Empresarios, Tus Innovadores, Estimando el Impacto de Empleo de una Visa «Ponla en Marcha»  indica  que entre 500,000 y 1.6 millones de empleos nuevos podrían crearse durante los próximos diez años como resultado de una Visa Ponla en Marcha, una propuesta para hacer 75,000 visas disponibles para los actuales poseedores de visas H 1B y F 1.

.- El Centro de Progreso Americano (Marzo 2013) reporta que otorgándole ciudadanía inmediata a inmigrantes indocumentados añadiría $1.4 trillones al crecimiento de la economía, incrementaría ingresos de impuestos por $184 billones y crearía 203,000 empleos durante la próxima década.

.- Un reporte de Mayo 2012 de  La Sociedad para una Economía Nueva Americana y la Sociedad para Nueva York, concluye que la posición de América como el magneto global para los más talentosos y duros trabajadores del mundo está en peligro. En el reporte titulado «No están Viniendo a América, Porqué los E.U. se está quedando atrás en la Carrera Global de Talento», los autores comparan las políticas de inmigración de América con las de otras naciones, y encuentran nuestras políticas irracionales y mal dirigidas, en claro contraste con los estratégicos y claramente dirigidos  acercamientos  vistos en otros lugares.  Ellos analizan seis reformas específicas de inmigración que el país debiera adoptar para continuar atrayendo a los trabajadores más talentosos, innovadores y  necesarios, 1) proveer visas a los graduados de STEM educados en las universidades norteamericanas, 2) entregar más «green cards» basado en necesidades económicas, 3) crear un programa de visas que permita a empresarios extranjeros a construir sus empresas en los E.U., 4) Permitirle a las compañías americanas a emplear a los trabajadores altamente educados que ellos necesitan, 5) Darle a industrias de temporada o de trabajo intensivo acceso a trabajadores extranjeros cuando no puedan encontrar a americanos que puedan llenar dichos puestos, 6) permitirle a gobiernos locales a reclutar más inmigrantes para llenar las necesidades regionales.  Se espera que éstos sean la base principal de la nueva propuesta de reforma.

.- Y finalmente, el Director del Consejo Nacional Económico Gene Sperling sumó su voz al coro en una página reciente de la Casa Blanca, indicando que  una reforma migratoria con sentido común  es bueno para la economía  y describiendo como incrementaría el crecimiento de GBP en América, estimularía el crecimiento de pequeños negocios, crearía más empleos, daría un estímulo a los bienes de consumo y mucho más.