Un nuevo estudio por el Instituto de Póliza Económica e Impuestos (ITEP) encuentra que inmigrantes indocumentados que viven y trabajan en los Estados Unidos pagan billones de dólares en impuestos cada año al gobierno estatal y local.  Brindándosele la oportunidad de ganarse un estatus legal, ellos pagarían aún más.  De acuerdo al ITEP, inmigrantes indocumentados pagaron un total estimado de $10.6 billones en impuestos locales y estatales en el 2010.  ITEP también hace notar que permitiéndoles a los inmigrantes indocumentados a trabajar legalmente en los E.U. incrementaría las contribuciones locales y estatales por un estimado de $2 billones por año.  Simplemente hablando, la legalización paga.