En un esfuerzo de impulsar las deliberaciones paralizadas de la reforma migratoria global, los líderes demócratas en la Cámara de Representantes introdujeron su versión de una reforma global migratoria el 2 de octubre.  El “Acta de Seguridad Fronteriza, Oportunidad Económica y Modernización de Inmigración” está moldeada con la S-744, el Proyecto del Senado que pasó esa cámara en junio pasado.  La introducción de la H.R. 15 fue parte de una serie de eventos orquestada, incluyendo marchas y vigilias que tuvieron lugar a través del país para recordarla al público que la reforma migratoria está dentro de los muchos pedazos de negocios que se mantienen sin terminar mientras el Congreso está en cierre fiscal.  Mientras tanto, -más simbólico que realista – el proyecto parece que no irá a ninguna parte ya que la preferencia de los miembros republicanos de la Cámara por legislación de manera poco sistemática y rehusando votar por ninguna medida que incluya un camino hacia la ciudadanía para los indocumentados – es por lo menos un paso importante hacia mantener la reforma migratoria en la conversación. Sin embargo, el impasse en la  inmigración continúa, así como también otros asuntos legislativos importantes.

 Para recapitular dónde estamos en la reforma migratoria: En junio pasado, el Senado pasó un Proyecto de Reforma Migratoria Global, una barrida por tiempo esperada de las leyes de inmigración de la nación.  Por varios meses después de presentada, la Cámara de Representantes arrastró sus pies colectivos para considerar dicho proyecto. En lugar de eso, cuatro proyectos graduales fueron aprobados por Comités de la Cámara, pero no han sido aún enviados al pleno de las Cámara para una votación de piso, y ninguna aborda la legalización.  Entonces, a mediados de septiembre, dos Republicanos de la Cámara quiénes han estado tratando de redactar un borrador de un paquete de reforma migratoria abandonaron las negociaciones bipartidistas.  El republicano de Texas John Carter y Sam Johnson dijeron que ellos [habían llegado al punto máximo  en las conversaciones y no podían seguir trabajando en un amplio enfoque para re escribir las leyes de inmigración del pais.  Su salida básicamente desmanteló el llamado grupo bipartidista la  Ganga de los Siete en la Cámara que ha sufrido para preparar borradores de la legislación.  La HR 15 no tiene auspiciadores republicanos.

Mientras tanto, el Representante Bob Goodlatte (R-Va) =, Director del Comité Judicial de la Cámara, ha prometido acción en la legislación de la reforma migratoria ya ha estado trabajando en cuatro proyectos diferentes, en adición a los cuatro ya aprobados por el Comité.  Los optimistas notan que un gradual acercamiento podría resultar en una aprobación de la Cámara de una serie de proyectos que podrían llevar a negociaciones con el senado para comprometerse a un proyecto de reforma migratoria.  Por otro lado, los pesimistas, apuntan a los comentarios del Speaker de la Cámara, John Boenher, quién ha expresado renuencia a traer el proyecto a votación.  La renuencia aparenta ser un reconocimiento a la llamad “Regla Hastert”, un principio usado para limitar el voto a solo aquellos proyectos amparados por una mayoría del partido mayoritario.  Esta es la misma regla que ha prevenido un voto en el pleno de la Cámara de Representantes en una resolución continua “limpia” para mantener el gobierno abierto a seguir yendo hacia adelante.

Encontrar terreno común en varios de los proyectos de reforma migratoria parece formidable -siempre lo es – pero un obstáculo mayor puede ser la agenda llena que están esperando quienes hacen las leyes, incluyendo el presupuesto y el tope de las deuda.  De acuerdo a una persona de dentro, la oportunidad de que la reforma migratoria se convierta en ley en el 2013 es de cero por ciento, la oportunidad de su promulgación en el 2014 es mayor que cero.

 

Optimista o Pesimista?