A principios de este mes, USCIS anunció que una vez más iniciará la aceptación del procesamiento especial para las solicitudes de todas las categorías H-1B. La agencia había suspendido en marzo el procesamiento especial de las solicitudes H-1B para resolver el aumento en el retraso de las solicitudes H-1B. A lo largo de los próximos seis meses, USCIS había permitido gradualmente que algunos casos H-1B aprovecharan el proceso acelerado de adjudicación.  Sin embargo, el último comunicado permite a los solicitantes presentar las solicitudes de procesamiento especial para todas las categorías, incluyendo las extensiones de la visa H-1B. Para aquellos que estén Respondiendo a las Solicitudes de Evidencia (REFs, por sus siglas en inglés), los empleadores pueden actualizar las peticiones actuales al procesamiento especial.  De hecho, cualquier solicitud H-1B pendiente presentada bajo el programa estándar se puede actualizar ahora para el procesamiento especial.   El procesamiento especial tiene un costo adicional de $1.225 para cubrir los costos administrativos y garantiza que el caso se adjudicará en 15 días.