El 6 de abril del 2018, el presidente Trump publicó un memorando dirigiendo a los secretarios de la Seguridad Nacional, Defensa, Justicia, y Salud y Servicios Humanos para que lo actualizaran sobre los pasos que se están tomando para finalizar las prácticas de “atrapar y liberar”.   Atrapar y liberar es el nombre no oficial de un protocolo que han venido siguiendo las agencias de aplicación de inmigración, ICE y CBP, bajo las cuales las personas que son atrapadas con un estatus de inmigración ilegal son liberadas mientras esperan su audiencia ante un juez de inmigración. No hay una sola política, regulación o estatuto que simplemente permita la liberación automática de los extranjeros cuando los atrapan, pero más bien una colección de varias reglas y políticas que se cruzan, emitidas por varias agencias para proporcionar alivio a las familias, niños, y aquellos que buscan asilo mientras se procesan sus casos de inmigración.  Los informes deben presentarse ante el presidente a finales de mayo. 

Mientras tanto, tras reportes de los medios sobre una caravana de migrantes en camino hacia la Frontera del Sur, y en espera del aumento de cruzadas en la frontera durante la primavera, el presidente Trump ordenó es despliego a la frontera de la Guardia Nacional de cuatro estados. El memorando del presidente dirige a la Guardia Nacional para que ayude a DHS en el aseguramiento de la frontera “para parar el flujo hacia el país de drogas mortales…miembros de pandillas…extranjeros ilegales”. Los Gobernadores de Texas, Nuevo México, y Arizona, inmediatamente se sometieron a la orden del presidente.  El Gobernador de california aplazó, pero finalmente permitió que se desplegaran las unidades de la Guardia Nacional para que ayudaran específicamente con las “drogas y matones” pero no con inmigrantes, una distinción que puede ser imposible de hacerse una vez se esté en el campo.  En los despliegues previos de la Guardia Nacional bajo los presidentes Bush y Obama, las unidades de la Guardia actuaron como los “ojos y oídos”, suministrando aeronaves y personal adicional para trabajo de vigilancia e inteligencia.  Este despliegue probablemente involucrará algún tipo de asistencia.