Efectivo el 15 de agosto de 2012, los individuos que fueron traídos a los E.U. siendo niños y que puedan demostrar que ellos cumplen con la clave del criterio de elegibilidad pueden solicitar consideración de acción diferida por llegada como menores (DACA). El Presidente Obama anunció el programa el 15 de junio de 2012, y ordenó que el programa estuviera en vigencia dentro de los próximos dos meses. Individuos indocumentados elegibles recibirán Acción Diferida y permiso de trabajo por un período de dos años.  La acción diferida significa que el gobierno no buscará removerlos por medio de la deportación.

Para poder ser considerado para la Acción Diferida el individuo deberá:

•- Tener menos de 31 años de edad y haber estado presente en los E.U. el 15 de junio de 2012;

•- Debe de haber tenido menos de 16 años de edad cuando fue traído a este país;

•- Debe de haber residido continuamente en los E.U. por lo menos cinco años antes del 15 de junio de 2012;

•- Debe de estar físicamente presente en los Estados Unidos al momento de hacer la solicitud de Acción Diferida;

•- Debe de estar actualmente en la escuela o haberse graduado de la escuela superior (o haber recibido un certificado de GED), o haber sido descargado honorablemente de las Fuerzas Armadas o la Guardia Costanera;

•- No debe de haber sido convicto por acción criminal, o un delito menor significativo, o más de tres delitos menores, o de otra manera ser una amenaza para la seguridad nacional o seguridad pública;

•- Debe de tener al menos 15 años de edad al momento de la presentación de la aplicación (a menos que esté en procedimientos de deportación, tener una orden final de deportación, o tener una orden de deportación voluntaria);

•- Debe de presentar un reporte de antecedentes penales.

La acción diferida no provee un estatus legal ni una abertura para la ciudadanía o estatus de Green Card, sino que es una forma de fiscalización discrecional que acaba con la amenaza inmediata de deportación que pesa sobre los hombros de estos jóvenes que han vivido con el miedo de ser devueltos a su país de origen de los cuáles muchos no saben ni conocen nada.  Es un gran comienzo, pero no cambia ni la ley ni la necesidad de una solución permanente para estos y otros residentes indocumentados merecedores.

 

Tantos como 1.76 millones de inmigrantes no autorizados menores de 31 años de edad quiénes fueron traídos a los Estados Unidos siendo menores podrían ganar una concesión de relevo de deportación, de acuerdo al Instituto de Póliza Migratoria (MPI). De este número el MPI estima que al menos 350,000 jóvenes adultos inmigrantes indocumentados (de 16 años o mayores) sin un diploma de escuela superior o GED podrían ser potencialmente elegibles para el alivio DACA si  cumplen los demás criterios de inscripción porque el DHS ha clarificado que individuos que no tengan un diploma de escuela superior pueden ser elegibles para aplicar siempre y cuando se hayan re inscrito en la escuela a la fecha de su aplicación o haber obtenido el certificado del GED al momento de la aplicación.  No hay límite de tiempo para aplicar, excepto la fecha límite de los 31 años de edad.

Para aplicar para Acción Diferida del arribo de menores los individuos deberán someter Tres formularios,  (1) un nuevo formulario, Forma I 821 D, Consideración para Acción Diferida del Arribo de Menores, (2) Formulario I 765, Aplicación para Autorización de Empleo, y (3) Forma I 765 WS, Hoja de Trabajo.  El costo de radicación es $465.  Una solicitud de exención de cuota puede ser presentada pero está sujeta a condiciones muy rigurosas y deberá de ser presentada y adjudicada favorablemente antes  de que un individuo presente su solicitud de acción diferida.  USCIS estima que tomará varios meses el proceso de solicitud a DACA.

Obteniendo un permiso de trabajo le permitirá a  un individuo obtener un número de Seguro Social válido, aplicar para una licencia de conducir, abrir una cuenta de banco, y otros beneficios importantes.  Esto solamente será de gran beneficio para aquellos candidatos elegibles.

En adición al costo de radicación, las aplicaciones I 821 deberán de estar acompañadas por evidencia documentaria que demuestre que el individuo cumple con las guías, incluyendo (1) prueba de identidad, (2) prueba de estatus inmigratorio, (3) prueba de que él o ella llegó a los E.U. antes de cumplir 16 años, (4) prueba de haber estado presente en los E.U. el 15 de junio de 2012, (5) prueba de estar residiendo en los E.U. continuamente desde el 15 de junio de 2007, y (6) prueba de estatus de estudiante a la fecha de estar requiriendo consideración para Acción Diferida o prueba de descargo honorable de las Fuerzas Armadas o de la Guardia Costanera.  USCIS provee una lista no exhaustiva de documentación aceptable  que puede ser usada para cumplimentar una aplicación.  Declaraciones Juradas (Affidavits), una forma de evidencia común utilizada en los procesamientos inmigratorios cuando otros documentos no están disponibles, generalmente serán insuficientes por sí solos para documentar los requerimientos, podrían, sin embargo, ser usados para apoyar un vacío de documentación demostrando los cinco años de continua residencia y una escasez de documentación con respecto a breves, casuales e inocentes salidas durante los cinco años requeridos de continua presencia.

USCIS ha hecho claro que candidatos de DACA no deberán viajar fuera de los E.U., después del 15 de agosto de 2012. Sin embargo, si el DACA le es concedido, a un beneficiario de DACA le puede ser permitido viajar fuera de los E.U. si el individuo aplica para y recibe parole avanzado de USCIS.  USCIS ha advertido, sin embargo, que parole avanzado será concedido solamente si tal viaje es para propósitos humanitarios, propósitos educativos o propósitos de empleo.  En otras palabras, el parole avanzado es raro que sea concedido para viajar al extranjero a visitar a parientes o por turismo.

Otros muchos candidatos elegibles serán inelegibles para la ayuda de DACA por razón de ciertas ofensas, incluyendo cargos federales y ciertos delitos menores a menos que el DHS determine que existen circunstancias excepcionales. La intersección de la ley criminal y la ley de inmigración es un área particularmente compleja y bajo este programa estas provisiones ciertamente requieren más guías e interpretación.

Bajo los requerimientos de elegibilidad, si un individuo ha sido convicto de un delito menor significativo, él o ella son inelegibles. Entre los delitos menores  que descalifican se incluyen manejar bajo la influencia, robo, posesión ilegal o el uso de un arma de fuego, violencia doméstica, abuso sexual o explotación, distribución o tráfico de drogas o donde el individuo fue sentenciado a tiempo en custodia de más de 90 días.  Un delito grave es una ofensa criminal castigable con prisión por un término que excede un año.

Tres o más delitos menos graves no significativos también descalifican a un individuo.  USCIS específicamente decreta que ofensas menores de tráfico, como manejar sin una licencia, no son considerados delitos menos graves que cuentan para la Regla de tres o más, pero el USCIS advierte que considerará el historial de ofensas completo de un individuo junto a otros factores para determinar si, bajo la totalidad de las circunstancias, un ejercicio de acción diferida es garantizado. Convicciones que han sido borradas al igual que convicciones juveniles no descalificarán  a un candidato pero serán evaluadas a base de caso por caso.  Esto es una salida de la ley de inmigración precedente, que trata las convicciones borradas como convicciones para propósitos de inmigración.

Por tener un individuo que pasar por una verificación de antecedentes penales, otras actividades descalificativas pueden ser descubiertas durante esas verificaciones que podrían provocar encontrar que el individuo es un riesgo a la seguridad nacional o uno de riesgo público, otro factor descalificativo. Un indicador es ser miembros de gangas.

Esos individuos que están en detención inmigratoria o enfrentan una deportación inminente están sujetos a reglas especiales y han sido instruidos a contactar la Línea de Soporte del Cumplimiento de la Ley al 1 855 448 6903 o a la Oficina de ICE Defensor Público a través del teléfono 1 888 351 4024 o por correo electrónico a la dirección eropublicadvocate@ice.dhs.gov.

El proceso de aplicar aparenta ser justamente recto y USCIS ha tratado de publicar instrucciones claras y muy bien pensadas aunque se devengarán nuevos asuntos a medida de que los casos sean procesados y los términos interpretados más avanzadamente.   En adición, asuntos envolviendo el proceso podrían no estar completamente claros. Cada persona estaría revelándose, él o ella, al gobierno, y mientras el DHS ha ofrecido algún nivel referente a asegurar la confidencialidad, este aseguramiento es bastante débil.  Por ejemplo, DHS indica que información provista en los requerimientos del DACA está protegida de ser revelada a ICE y CBP para el cumplimiento de procedimientos de inmigración, a menos que el solicitante cumpla con el criterio de requerir una Notificación de Comparecencia. Aunque información sobre miembros de la familia no serán referidos a ICE, esa información puede ser compartida con seguridad nacional y agencias del cumplimiento del orden.

Estará por verse cuán exacto será el gobierno implementando el compartir información.

Debido a la total complejidad de la ley de inmigración, aún el proceso más simple puede estar cargado de riesgos y consecuencias no intencionadas.  Hablar con un abogado de inmigración antes de aplicar es inteligente y seguro.  A los que piensan que pueden calificar le sugerimos enfáticamente que busquen un abogado de inmigración con experiencia, ya sea a través de actividades Pro Bono envueltos en la iniciativa DACA o en bufetes privados que puedan calcular la elegibilidad.