Como se reportó anteriormente, en enero el presidente Trump firmó dos Acciones Ejecutivas importantes, “Mejoramiento de la Seguridad Pública en el Interior de los Estados Unidos” y “Mejoras a la Seguridad de la Frontera y a la Ejecución de Inmigración”, las cuales ya se están implementando. Durante las últimas semanas, varias agencias relacionadas con inmigración anunciaron múltiples planes que van desde la construcción de un muro, al contratar más agentes de ICE y CBP, y hasta aumentar las acciones de ejecución nacional. Mientras que algunos planes todavía no están claros, los bombardeos diarios de acontecimientos de ejecución de la ley, han causado a los no-ciudadanos un sentimiento general de ansiedad. Para algunos, sus expectativas a futuro en los Estados Unidos son sumamente sombrías, por la forma en que se reducen los lugares de refugio y se desaparecen las vías legales para los alivios de deportación. Los no-inmigrantes también están ansiosos a la medida que sus opciones de visa se vuelven más difíciles de asegurar. Mientras tanto, continúan lo casos en los Tribunales que están escuchando las prohibiciones de viaje, lo que significa que algunos extranjeros de algunos países identificados por el presidente Trump pueden enfrentar obstáculos en su admisión. 

Desalojadas las Prioridades de Ejecución: Ahora todos los Indocumentados Son Prácticamente Objetivos

Los números de ejecución al interior de los Estados Unidos se han disparado luego de que el presidente Trump quitara todas las prioridades de ejecución. Han habido casos anecdóticos de detenciones de residentes legales y beneficiarios de DACA, pero aún más alarmante es el número de personas que no tienen ningún tipo de antecedentes judiciales y quienes están siendo detenidos. Además, ICE ya no se está limitando a solo arrestar a la persona identificada en la orden de captura, ahora todas las personas que estén en los alrededores de una acción de ejecución de la ley y que no tengan un estado migratorio están en corriendo el mismo riesgo. Ahora ICE se está presentado regularmente en los tribunales y oficinas de USCI, haciendo que aquellos extranjeros que tienen derecho a beneficios tengan la menor probabilidad de solicitarlos.

Abajo en la Frontera del Sur

El presidente aún está hablando de un muro en la frontera del Sur, y se han tomado medidas para su construcción. Esto es una tarea masiva y el Congreso tendría que decidir si va a destinar los fondos para el proyecto de manera continua. No obstante, las detenciones de personas que están cruzando la frontera de forma ilegal ya se han reducido por alrededor de un 60 por ciento. Dicha reducción en las cruzadas de fronteras puede resultar en que el Congreso pierda el interés en proporcionar los fondos para el muro durante los próximos meses y años, pero ya se inició la construcción de un prototipo del muro que está programado para que se termine este verano. Si el Congreso proporciona más fondos, las áreas de Rio Grande y San Diego serían las primeras seleccionadas.

Mientras tanto, el Fiscal general, Jeff Sessions, ha ordenado a sus fiscales federales que le den una alta prioridad a los casos de inmigración y que busquen oportunidades de presentar cargos de delito grave en contra de aquellos que crucen la frontera de forma ilegal. Por ejemplo, cargos por delito grave de múltiples entradas ilegales o robo de identidad agravado son posibilidades, que una vez las adopten, harían casi imposible que un inmigrante se pudiese quedar en los Estados Unidos. Sessions también confirmó que el programa de “captura y liberación” ya no es viable, lo que significa que todos aquellas personas que detengan en la frontera permanecerían en detención hasta la audiencia de sus casos, a no ser que hayan circunstancias atenuantes.

Ice y la Patrulla de la Frontera Expanden su Fuerza Laboral

Bajo las Acciones Ejecutivas, se requiere que Ice contrate 10,000 oficiales adicionales y que la Patrulla de la Frontera contrate 5,000. Como van a lograr esto dichas agencias queda por verse. De hecho, Ice ya anunció que bajaría sus estándares para sus nuevas contrataciones. No requeriría un polígrafo y reduciría los requisitos de aptitud física. En contraste, la Patrulla de la Frontera no ha hecho tales declaraciones, y espera solo poder contratar nuevos agentes luego de un minucioso proceso de preselección y entrenamiento en el campo. Sin embargo, los procesos federales de contratación son famosamente despaciosos y caros. Un análisis por parte de DHS estimó que contratar a 500 agentes nuevos tendría un costo de $100 millones de dólares.

“Ciudades de Refugio” son Objeto de Ejecuciones de Ley

En particular, las partes perjudicadas en estas acciones de ejecución incluyen “las ciudades refugio”. Desde Nueva York hasta Austin, San Francisco, a Baltimore, los alcaldes y políticos locales están apoyando a los inmigrantes y reúsan aceptar las órdenes de detención emitidas por ICE. Al desafiar abiertamente al gobierno federal, estas entidades estatales y locales están probando los principios fundamentales del federalismo, una teoría política sobre la cual está construido el país. Además, hay una enorme presión sobre las fuerzas públicas en las ciudades refugio para que se abstengan de hacer arrestos por infracciones menores, ya que esto podría conducir a la eventual expulsión de los extranjeros. La Administración de Trump continua con su lista de crímenes que han cometido los inmigrantes que están viviendo en estas ciudades refugio, como una táctica de humillación.

Mientras tanto, otras jurisdicciones están cooperando plenamente con la Acción Ejecutiva que solicita la asistencia de las fuerzas públicas estatales y locales con la ejecución de actividades de inmigración. DHS quiere expandir el programa “287 (g)” que permite a estos oficiales de las fuerzas públicas a que ayuden a buscar violaciones de inmigración. El programa 287 (g) también viene con un precio, y falta determinar cuántos nuevos locales puede pagar DHS para traerlos a su programa.

El Fiscal General Expande el Programa para la Detención de Extranjeros

El Fiscal General Sessions, está expandiendo y modernizando el Programa Institucional de Audiencias del Departamento de Justicia. Este programa permite que ICE lleve a un extranjero criminal ante un juez de inmigración mientras el o ella este en la prisión. ICE no tiene que transferirlos a un centro de detención de inmigración luego de que queden en libertad. Este programa acelera el proceso de expulsión.

Telegramas Sobre el Incremento de Seguridad en los Consulados

El presunto objetivo de la restricción de inmigración temporal de ciertos países fue tal que el Departamento de Estado (DOD, por sus siglas en inglés) y el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés), podían desarrollar nuevos procedimientos de escrutinio para investigar más profundamente la expedición de visas y los extranjeros entrantes por los riesgos de seguridad. Mientras que la Administración aún no ha fijado públicamente ningún procedimiento de escrutinio nuevo, DOS anunció que el incremento del escrutinio y aumento de la examinación de los solicitantes de visas se llevaría a cabo. Que significa exactamente esto, todavía no lo han divulgado, pero inevitablemente causaría retrasos para los solicitantes de visas. Los inmigrantes pueden esperar tiempos más largos de espera para sus visas, particularmente durante los meses de verano cuando las embajadas están usualmente ocupadas.