El empuje para una extensa revisión de las leyes migratorias de la nación y su sistema entra en una de las dos fases más críticas, al tiempo en que el Senado completo comienza el debate y consideración de las más de 800 páginas  del Acta bipartidista de Seguridad Fronteriza, Oportunidad Económica y Acta de Inmigración Modernizada  S. 744.  El proyecto, si promulgado, sería la revisión más dramática del control de las leyes de inmigración y fronterizas en cerca de 30  años.  El debate en el Senado se espera siga en acción durante las próximas tres semanas, los proponentes esperando tener un voto final y el pase por el Senado antes del receso del 4 de julio.

El proyecto,  el cual salió fuera del comité el 21 de mayo, ha tenido apoyo de ambos partidos en el Comité Judicial del Senado.  Pero los senadores republicanos se mantienen divididos sobre cuánto han de apoyar el proyecto y cooperar con el Presidente Obama.  Los republicanos que apoyan el Proyecto ven el pase de la medida de reforma como una manera de ganar el apoyo de los votantes Latinos, quienes el año pasado arrolladoramente apoyaron al Presidente Obama y lo ayudaron a ser reelecto.  Ellos esperan hacer cambios modestos al proyecto durante los próximos debates en el piso, cambios que podrían ayudar a asegurar apoyo amplio de los dos partidos.  Un partidiario  del GOP lo llamó el “pensamiento bipartidista para un problema fuerte”.  Los senadores republicanos conservadores, por otra parte, esperan  desenmarañar este compromiso cuidadosamente ensamblado desencadenando enmienda tras enmienda, lo que podría destripar el proyecto.  Su meta es de derrotar el proyecto totalmente, o al menos, eliminar la provisión de un camino a la ciudadanía para los  más de 11 millones estimado de extranjeros nacionales quiénes están en los Estados Unidos sin autorización.

Mientras tanto el Presidente Obama, quién ha sido un fuerte y vocal apoyo de la reforma migratoria,  afirmó su posición en un discurso público ampliamente difundido, citando que el Congreso “necesita actuar y el tiempo es ahora”.  El añadió, “Si tu genuinamente crees que debemos de arreglar nuestro sistema de inmigración roto, no hay razón alguna para que te interpongas en el camino de este proyecto”. Los comentarios del Presidente, lo más enérgico en semanas, señalaron un esfuerzo de ejercer su influencia en este importante momento en el proceso de reforma.  Al mismo tiempo, el está consciente de que estando demasiado adelante de inmigración puede fallarle, malogrando el balance delicado negociado hasta ahora.  El re-enfoque del Presidente en la reforma migratoria es alentador, ultimadamente su apoyo activo  – por lo menos detrás de escena-, será primordial para conseguir que se pase el proyecto.

Mientras la legalización y el camino a la ciudadanía para los 11 millones es ciertamente la pieza central de la reforma migratoria, -y quizás el único asunto que más los divide-  hay muchos cambios significativos y fundamentales al sistema corriente que impactará el flujo futuro de inmigrantes, al igual que aquéllos que están actualmente en los Estados Unidos en status.  Algunos de los cambios más significativos incluyen:

Asuntos Fronterizos

Este proyecto establece incremento de seguridad fronteriza a lo largo de la frontera  sur y especifica requerimientos que deben de ser cumplidos antes de que la legislación pueda seguir adelante. Algunos de estos incluye:  un sistema integrado de entrada-salida en los puertos aéreos y marítimos que colecten información de visa o pasaporte leídos por máquina; implementación de un sistema de verificación de empleo mandatorio; mejoras en los puertos de entrada, incluyendo 3,500 oficiales adicionales  de control en las fronteras(BBP); una  “Estrategia Global de la Frontera Sur” para obtener y mantener una efectividad del 90 por ciento en todos los sectores fronterizos del sur, y una “Estrategia de Verja Fronteriza para identificar dónde la verja, -incluyendo de doble grosor- debe de ser desplegada.

Legalización y Camino a la Ciudadanía

Los extranjeros nacionales en los Estados Unidos sin documentación podrían aplicar para el status de Inmigrante Provisional Registrado (RPI). Para ser elegible, los solicitantes tendrán que demostrar que estaban presentes en los E.U. antes del 31 de diciembre de 2011, y haber mantenido presencia física continua desde entonces.  Ciertos motivos de inadmisibilidad podrían aplicar y obstaculizar a un individuo del status de RPI, incluyendo ciertas convicciones criminales, los tenedores del status de RPI podrían ser elegibles para aplicar para un “green card” después de ser tenedor del RPI por diez años, y podrían aplicar para la ciudadanía tres años después. Individuos que estén en el status RPI podrían ser contratados por cualquier patrono y viajar al extranjero.  (Conyugues e hijos de RPI’s que estén presente en los Estados Unidos serían tratados como beneficiarios derivativos del solicitante principal).  Provisión también se hará para aquellos que estaban presentes al 31 de diciembre de 2011 pero que fueron deportados por causas no criminales.

Inmigración Relacionada con Empleo 

El proyecto provee exenciones significativas a las limitaciones numéricas anuales para los “green cards” al enfocarse en aquellos que benefician la economía.  Estos incluyen profesionales altamente calificados, las categorías preferenciales de extraordinaria habilidad actualmente EB 1, profesores sobresalientes e investigadores, ejecutivos multinacionales y administradores, graduados con doctorados en un campo STEM (ciencia, tecnología, ingeniería o matemática)  y médicos extranjeros que hayan completado el requerimiento de la residencia de dos años, si sujetos a ello, u obtener un relevo.  Un número en incremento de “green cards” estaría disponible a profesionales que tengan grados avanzados, ciertos individuos obteniendo una Maestría en un campo STEM, trabajadores con destrezas y otros.  Beneficiarios derivados, los miembros de la familia de tales solicitantes, no serán contados contra los límites de las visas anuales.

H-1Bs

El proyecto incrementa los límites a las H-1B’s a niveles que están más cerca de las realidades del mercado de hoy  día, pero le requiere a todos los patronos reclutar trabajadores americanos al postear trabajos disponibles y llevar a cabo esfuerzos adicionales de reclutamiento de buena fe. Algunos cónyuges H-4 recibirían autorización de empleo.

Inmigración Familiar

El proyecto mejora el sistema de inmigración de familia patrocinadora al eliminar el actual retraso dentro de 10 años, recapturando visas no usadas de años pasados, permitiéndole a padres de ciudadanos americanos a traer a sus hijos menores al tiempo que ellos emigran, y tratando a los cónyuges e hijos menores de residentes permanentes legales (LPR’s) como parientes inmediatos y así permitiéndoles a ellos aplicar inmediatamente para residencia permanente.  Pero, el proyecto también elimina la habilidad de los ciudadanos de E.U. a pedir a sus hermanos, o sus hijos o hijas adultos, casados,  mayores de 31 años de edad.

Sistema Basado en  Mérito

La S.744 crea un sistema basado en méritos en el cuál los individuos competirían anualmente por un número de visas.  El nuevo sistema funcionaría conjunto a los sistemas de familias y empleos, adjudicándoles puntos al cumplir con el criterio, como tiempo de empleo, nivel de destrezas, educación, lenguaje del inglés y edad.  Puntos también serían dados por ser un hermano o hermana, o un hijo o hija, casado mayor de 31 años de edad.

 Otras Provisiones

La propuesta de 867 páginas incluye un número de otras provisiones que impactan discreción, revisión judicial, repelo de la diversificación del programa de visas, creación de una nueva visa W para posiciones de bajas destrezas, y reformas al programa Conrad 30 para médicos extranjeros.  Si promulgada, ciertas provisiones serían efectivas a corto plazo después que el proyecto se convierta en ley y otros, como legislación antes mencionada, requeriría una serie de medidas reforzadoras que entraran en efecto.  Cambios en categorías de familia y basadas en empleo, por ejemplo, entrarían en efecto gradualmente, dándola al Departamento de Seguridad Interna (DHS) la oportunidad de reducir atrasos extensos que se han acumulado a través de los años.

 

Qué podemos esperar durante las próximas tres semanas: Se espera de los senadores demócratas y republicanos que consideren y debatan sobre cientos de enmiendas.  Generalmente las enmiendas de no controversia serían aceptadas en una base bipartidista, y las más controversiales aguantadas hasta más tarde en el proceso, presumiblemente para cerca del 24 de junio.  Algunas enmiendas requieren 60 votos, otras solo una simple mayoría.  Mientras tanto, la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO)  difundirá una puntuación para el proyecto – estimando cuánto le costará al gobierno el proyecto añadiendo o restándole al déficit – en los próximos 10 años.

Por razón de que las reglas del senado generalmente no establecen límites a la duración del debate, el único procedimiento formal que el senado provee para combatir a los obstruccionistas (enmiendas sin fin siendo ofrecidas, un senador hablando largamente, etc.) es invocar el cierre.  Cuando el líder senatorial de la mayoría Harry Reid ha decidido que el tiempo para ofrecer enmiendas ha expirado, el invocará el cierre para terminar el debate de la propuesta.  Si algún senador objeta el cierre, entonces se requerirá 60 votos para terminar el debate y moverse a un voto final.  Si el cierre es invocado exitosamente, habrá unas 30 horas adicionales de debates y enmiendas.  Asumiendo que el cierre es invocado, el Senado votará por el proyecto como enmendado.  Esa votación solamente requiere una simple mayoría del senado para su pase y se espera para temprano en julio.  Entonces, el enfoque se mueve a la Cámara de Representantes – la segunda fase crítica de este proceso de proyecto legislativo, en la cual similares provisiones están siendo movidas a través  de la Cámara controlada por los republicanos.  Miembros de la Cámara pueden introducir su propio paquete global, o pueden escoger por votar en un número separado de propuestas inmigratorias que serán empacadas conjuntamente para su consideración.  Si la Cámara para una o más propuestas que difieren de las del Senado, estas deberán ser reconciliadas.

Proponentes de la reforma migratoria están esperanzados en que el Presidente Obama encontrará una propuesta de reforma migratoria sustancial en su escritorio en Agosto. Pero, hay mucho trabajo por hacer para que esto suceda.