En respuesta al nuevo programa de ley federal DACA (programa de acción diferida para arribo de niños), los gobiernos de los estados están ahora luchando con “issues” o temas relacionados y políticas administrativas a nivel estatal.  La mayor presión es si los calificados para el programa pueden obtener licencias de conducir, y algunos estados ya han respondido con resultados muy dispares.  Por ejemplo, Arizona y Nebraska le han negado a los recipientes del DACA a sacar licencias de conducir. Otros, como Iowa y Michigan, inicialmente negaron licencias de conducir a tales individuos, pero después de demandas de activistas pro inmigrantes (quiénes discutían, entre otras cosas, que los recipientes del DACA no podrían transportar a sus hijos a las escuelas ni manejar por la ciudad haciendo mandados), han cambiado sus políticas.  Más recientemente, North Carolina declaró que a los recipientes del DACAS  se les otorgaría una licencia de conducir de acuerdo a la ley estatal.  Para una lista de las políticas estatales, véase el documento exhaustivo copilado por el Centro Nacional de Ley de Inmigración.

http://-www.nilc.org/dacadriverslicenses.html. 

Otros asuntos relacionados están comenzando a colarse en los estados.  Por ejemplo, son los beneficiarios o recipientes del DACA elegibles para licencias profesionales o comerciales, comúnmente emitidas por los gobiernos estatales-   Las cortes estatales están ahora viendo casos que envuelven la habilidad de los estudiantes de derecho que pasan la reválida en conseguir una licencia para la práctica de abogacía.  El año pasado, el Departamento de Justicia emitió una opinión que a inmigrantes indocumentados no se les está permitido recibir licencias comerciales o profesionales estatales o federales , pero la opinión no estaba específicamente señalada a los beneficiarios o recipientes del DACA.

 

Manténgase sintonizado.