La Corte Suprema decidió que es inconstitucional la distinción basada en género que se encuentra en la ley de inmigración y que requiere un tiempo de presencia física más corto de un padre en los Estados Unidos para adquirir la ciudadanía por medio de una madre soltera ciudadana versus un papá soltero. En vez de extender el tiempo más corto de la presencia física requerida para los hijos de los papás solteros, o el tiempo más largo de las madres solteras, los Jueces indicaron que esto es una decisión del Congreso y no de la Corte actual sobre este tema.