El Debido Proceso es un fundamento esencial del estado de derecho. En el contexto de inmigración hay ciertos criterios que tienen que cumplirse para asegurar una audiencia completa y justa para el inmigrante.  La legislación de inmigración requiere que las “Avisos de Comparecencia” (NTA, por sus siglas en inglés), los cuales esencialmente son la versión de inmigración de un documento de cargos, tiene que incluir cosas específicas.  Estas incluyen: la naturaleza del procedimiento, la autoridad legal para los procedimientos, los cargos en contra del inmigrante, la hora y lugar de la audiencia, y una notificación que el extranjero puede ser representado y que tienen que proporcionarle al tribunal su información de contacto.  El 21 de junio, la Corte Suprema emitió un fallo en Pereira v. Sessions que el no cumplir con los requisitos que el no incluir la hora y el lugar de la audiencia cuando se presenta una NTA, la anula.  Este caso tiene implicaciones transcendentales para los casos de expulsión.  

Habitualmente, ambos, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) y El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), no incluyen la hora y/o lugar de la audiencia, en cambio mencionan “a ser fijado.” Un caso de la corte de inmigración no puede iniciar sin la debida notificación y presentación de un NTA.  Si una NTA no es válida, entonces, presumiblemente, la corte no tiene la jurisdicción del caso y se deben terminar los procesamientos.  Esto abre la puerta a miles de inmigrantes para que presenten peticiones para terminar sus casos ante la corte.  En el momento esta decisión se está aplicando de una forma inconsistente en toda la nación.  Algunos jueces están terminando los procedimientos, y algunos están solicitando que tanto el inmigrante como también el gobierno, presenten argumentos por escrito.  Sin embargo, otros continúan con los casos hasta que recibir más orientación, y unos pocos están negando dichas peticiones.  

Hay unos casos específicos done el terminal los procedimientos es beneficial, aún si ICE presenta la NTA correcta de inmediato.  Por ejemplo, en los casos de cancelación de expulsión, la NTA detiene la acumulación de tiempo que puede usar el inmigrante para cumplir con un requisito de elegibilidad.  Si una NTA anterior se considera invalida y se emite una nueva NTA, es posible que el emigrante ahora califique. Además, para los casos de Exención Provisional I-601A, un inmigrante tiene que no estar en procesamientos de expulsión o que su caso haya sido cerrado administrativamente.  Si la corte determina su caso basado en Pereira, el inmigrante puede ser elegible para una exención.  En general, esta decisión ayudará a los inmigrantes, y asegurará que las NTAs que se presenten a futuro se emitan de acuerdo a la ley.