Con la inauguración del presidente electo Trump a menos de seis semanas, se está enfocando la atención en como el presidente electo y su equipo van a manejar las promesas de la campaña sobre inmigración, especialmente porque la inmigración fue uno de los fundamentos claves de su campaña. Pero no todo lo que dice un candidato a la presidencia durante las campañas presidenciales indica como el candidato se comportará como presidente. Este es específicamente el caso de Señor Trump, quien se apoyó en formulas generales de políticas sin dar muchos detalles. Aún en este periodo y transición después de las elecciones, relativamente poco es seguro sobre como las políticas de inmigración del presidente electo Trump serían de hecho. Sin embargo, las nominaciones a su Gabinete pueden indicar como va a reformar esta nueva Administración las leyes, políticas y prácticas de inmigración. Abajo un resumen de dos nominaciones claves. Seguimos esto con un resumen de los esfuerzos que se están haciendo en el momento para mejorar lo que muchos esperan que sea un periodo de aplicación de la ley severo y estricto.

Fiscal general y Secretario de DHS

El plan del presidente electo Trump de nominar al Senador Jeff Sessions como Fiscal General (AG, por sus siglas en Inglés), le otorga a una de las voces anti-inmigrante ilegal más fervientes del Congreso, un poder tremendo para modificar la aplicación de la ley de inmigración. El Senador Sessions se opuso vigorosamente los proyectos de ley que se presentaron ante el Senado en el 2007 y 2013 con el apoyo de ambos partidos, alegando que no eran lo suficientemente estrictos y que al final del día terminarían en una amnistía. Como AG, se espera que Sessions tome unas interpretaciones muy estrictas de las leyes actuales, lo cual pudiese limitar el alcance de alivio disponible a las personas que están enfrentando un proceso de deportación y podría revivir el uso de la autoridad de la expulsión acelerada. El Fiscal General también ejerce control sobre la Oficina Ejecutiva para la Revisión Migratoria, jueces administrativos que adjudican los procesos judiciales de inmigración, revisiones de los tribunales de apelación, y las audiencias administrativas. El AG también tiene la autoridad sobre las decisiones de jurisprudencia que limitan a los jueces de inmigración.

Los planes de Trump de nominar al General Retirado de La Marina  John F. Kelly como el Secretario del Departamento de Seguridad Nacional, agrega otro oficial militar a su Gabinete. El General de la Marina Kelly es un respetado oficial militar  que se conoce como un defensor que habla francamente y directamente sobre la seguridad de la frontera y quien comparte con Trump su opinión sobre las amenazas transfronterizas. El Departamento de Seguridad Nacional es el tercer departamento más grande del Gabinete, con más de 240,000 empleados quienes sus labores incluyen luchar contra el terrorismo y la aplicación de las leyes de inmigración. No se espera que Kelly tenga dificultades obteniendo la aprobación del Senado. Aparentemente al equipo de Trump  le llamo la atención Kelly por su experiencia en la frontera suroeste. Igual que el presidente electo, Kelly ha encendido la alarma sobre las drogas, el terrorismo y las amenazas transfronterizas que creé que vienen desde México y América Central y América del Sur. El seria el responsable por el trabajo de tomar medidas severas sobre la inmigración ilegal, la cual sería supervisada por componentes del DHS, incluyendo ICE y el Servicio de Aduanas y Protección de Frontera (CBP, por sus siglas en Inglés).  A Kelly también le solicitarían que ayudara a supervisar su promesa de marca durante la campaña: un muro a lo largo de la frontera de EEUU con México.

Esfuerzos para Revocar NSEERS: Creado ante los eventos de 11 de septiembre del 2011,  El Sistema de Seguridad Nacional de Entradas y Salidas (NSEERS, por sus siglas en Inglés), requería que inmigrantes de 25 países Árabes y del Sur de Asia con mayoría Musulmana registraran su presencia, huellas digitales, y fotografías con las oficinas de inmigración locales u oficiales en los puertos de entrada de EEUU. Estaba orientado a personas basándose en su país de origen, raza y religión en vez de en información de inteligencia específica, y llevo a  destacados elaboraciones de perfiles étnicos y raciales y violaciones de los derechos civiles. Diez años después, DHS anunció la eliminación de la lista de países cuyos ciudadanos están sujetos a registrarse bajo NSEERS, de este modo eliminando el proceso de registro NSEERS. No obstante, el programa no se eliminó. Ahora se está haciendo todo lo posible para que el Presidente Obama elimine por completo el marco de NSEERS al eliminar la norma de NSEERS para asegurar que este parte oscura de la historia de nuestra nación no se repita.

Leyes BRIDGE y SAFE – Alivio para los Soñadores: El 9 de diciembre un grupo de Senadores de ambos partidos presentaron un proyecto de ley, “Eliminación de la Prohibición para Inmigrantes que Sueñan y Hacer Crecer la Economía” o la Ley BRIDGE por sus siglas en Ingles. La ley BRIDGE daría a las personas que califican para la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en Inglés) la oportunidad de solicitar la “presencia provisional protegida”, la cual es una protección de deportación temporal similar a la que proporciona DACA. Se otorgaría la autorización de empleo luego que los beneficiarios paguen una tarifa y pasen una rigorosa verificación de antecedentes. La Ley BRIDGE le daría protección a los DREAMERS por tres años. Luego de presentar la Ley BRIDGE, el Senador Flake presentó otro proyecto de ley, la Garantía de la Aplicación de Leyes Activa y Segura (SAFE, por sus siglas en Inglés), que también extendería el estatus DACA por tres años pero a cambio de mejorar y acelerar las labores de expulsión para inmigrantes indocumentados que han cometidos crímenes que los hace elegibles para la deportación. El Senador Flake ha presentado este proyecto de ley varias veces. Lo que más se destaca de la ley SAFE, es el requisito que ICE detenga y no le de salida a los inmigrantes indocumentados que hayan cometidos crímenes graves y asegurar que se deporten dentro de 90 días.

Ambos proyectos de ley están designados para proteger a los inmigrantes que fueron traídos a los Estados Unidos cuando eran niños y que son elegibles para la iniciativa DACA del Presidente Obama, y al hacerlo, proteger la inversión que han hecho las comunidades americanas al formar los DREAMERS. Alrededor de 750,000 DREAMERS se han presentado desde que el programa se anunció en el 2012. Continuar el programa DACA no solo es hacer lo correcto, es un negocio inteligente: los estudios han demostrado que revocar el DACA le costaría a la economía más de $430 billones sobre 10 años.

Mientras tanto, USCIS ha asegurado que no ha suspendido la adjudicación de las solicitudes para “Advance Parole” o permisos de viajes pata los solicitantes que se basan en DACA, y que recientemente se ha dado orientación a las Oficinas de Campo de USCIS sobre los permisos de viaje de emergencia para DACA y otros solicitantes. Pero cuando llegue el 20 de enero, cuando Donald Trump sea investido como Presidente, se aconseja a los beneficiarios de DACA que no viajen al exterior. Los activistas temen que el Presidente Trump eliminará el programa y prohibirá a los beneficiarios de DACA, aún aquellos con permisos de viaje, a que entren de nuevo a los Estados Unidos. Mientras tanto, se anima a las empresas y cámaras de comercio locales para que se involucren en la pelea para salvar DACA, dado la perdida potencial a la economía si se termina el programa.

Ciudades Santuario

Unas 30 ciudades alrededor del país han tomado una posición de ser un santuario para inmigrantes a pesar de los planes del presidente electo Trump para deportar o encarcelar de 2 a 3 millones de personas que están en el país ilegalmente.

Recordamos a nuestros lectores que no se pueden efectuar cambios a las políticas antes que el Señor Trump asuma la presidencia el 20 de enero, y que la mayoría de los cambios a las leyes de inmigración requieren acción por parte del Congreso, lo cual toma tiempo. No obstante, hay algunos cambios que como presidente el Señor Trump puede implementar rápidamente por medio de acciones ejecutivas o proclamaciones, y el entorno de adjudicaciones puede cambiar rápidamente.

Veremos.