Recientemente, dos demandas han sido presentadas en la corte de distrito federal retando varios aspectos de la lotería H 1B. El primer caso es una acción de clase presentada en la Corte de Distrito del Distrito de Oregón contra el USCIS y alega que el sistema de lotería aleatorio usado para elegir un número limitado de solicitudes de H 1B para procesamiento es “arbitrario y caprichoso”. La demanda solicita a la corte que declare ilegal y dejar de lado las regulaciones del USCIS que requieren las solicitudes de H1B que sean presentadas durante una ventana de cinco días y sometiéndolas a una lotería aleatoria en las cuales solicitudes de loterías perdidas sean denegadas y no se les asignara una fecha de prioridad. El caso afirma que el USCIS debería estar emitiendo recibos y fechas de prioridad para todos los casos porque no hay una base estatutaria para que la agencia requiera una ventanilla de presentación, una lotería aleatoria y un sistema de rechazo. En efecto, el lenguaje sencillo del estatuto requiere que las solicitudes de H-1B sean procesadas en el orden en el cual las solicitudes son presentadas. Los demandantes argumentan que un sistema de asignación de fecha de prioridad ordenada y de lista de espera deberá ser establecido similar al sistema en sitio para las solicitudes de visas de inmigrantes. El sistema actual regulatorio resulta, dicen los demandantes, en un juego potencial de nunca acabar de oportunidad pata solicitudes presentadas durante la ventanilla cada año, con algunos individuos sin suerte tratando y fallando cada año de obtener un número de H-1B, mientras otros ganadores de lotería con suerte obtienen un número de visa en el mismo primer año en que la solicitud es presentada a su nombre. Los demandantes le piden a la corte que ordene a los demandados (USCIS) a asignar fechas de prioridad para solicitudes H-1B impropiamente denegadas que sean re-sometidas para aceptación por miembros de la clase, que ordene a USCIS a aceptar las solicitudes de H-1B durante el año y asigne fechas de prioridad, y haga números de H-1B disponibles basadas en el orden en el cual sean recibidas.  En los pasados cuatro años, casi 500,000 casos han sido rechazados.

La segunda demanda presentada en contra del Departamento de Seguridad Nacional y el USCIS, busca relevo declaratorio, de mandamiento o de otra naturaleza bajo el Acta de Libertad de Información para obtener información para que el público tenga un claro entendimiento de los procedimientos de operación y políticas cuando administran la lotería de la H-1B. La demanda fue presentada por una firma legal privada, el Consejo Americano de Inmigración (Consejo) y la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA). Alega que el USCIS nunca ha sido clara al describir el proceso de selección. La demanda pretende dejarle saber al público americano y a aquellos directamente afectados como es que trabaja el sistema de lotería desde el comienzo hasta el final, para entender si el sistema está operando justamente. A pesar del compromiso manifestado del gobierno a la transparencia y responsabilidad, intentos anteriores de entender más como es conducido el proceso de lotería de la H-1B habían sido resistidos.