Mientras que los medios noticiosos ahora han enfocado su atención en otras noticias, la situación y circunstancias de niños y familias huyéndole a la violencia en América Central continúa sin reducirse.  Lamentablemente, la Administración de Obama continua dirigiendo sus agencias a que deporten niños y familias lo antes posible, convirtiéndolos en una prioridad para procedimientos rápidos. A principios de octubre, cientos de mujeres y niños han sido deportados en una base acelerada, y algunos deportados – aun niños deportados – han sido asesinados a su llegada a  casa. Las políticas actuales de detención y remoción han sido denunciadas ampliamente tanto inhumanas como inconstitucionales, y en violación de las obligaciones morales y legales de nuestro país bajo la Convención de Refugiados de 1951.

Como fue reportado anteriormente, la Asociación Americana de Abogados de Inmigración, entre otros grupos, han entrado para proveer representación legal pro bono durante los últimos tres meses, principalmente en una de las facilidades de detención en Artesia, NM.  Abogados con extensa experiencia representando clientes en  facilidades de detención remotas han descrito a Artesia no tan solo como la peor situación con la que ellos se han encontrado, sino algo mucho peor de algo que pudiera haberse imaginado.  Las entrevistas de sus clientes revelan que cientos, sino miles de madres y niños han sufrido violencia domestica, asalto sexual, violencia de gangas y otras atrocidades protegidas bajo la ley humanitaria y de asilo de los E.U.  Sin embargo, estos individuos seguramente serán repatriados a sus países de origen.  Basado en cientos de entrevistas con familias detenidas que han realizado estos expertos abogados, esta claro que el centro de Artesia es un proceso fallido y un desastre humanitario y debería ser cerrado inmediatamente.

Mientras tanto, el Departamento de Seguridad Nacional ha continuado su expansión de detención de familias, incluyendo una nueva facilidad en Karnes, Texas, con por lo menos 500 camas, y una facilidad en planificación de 2,400 camas en Dilley, Texas, que se espera abra sus puertas a principios de Noviembre.  El Centro Residencial Familiar del Sur de Texas será la cuarta facilidad que el Departamento de Seguridad Nacional está usando para incrementar la capacidad para detener y acelerar la remoción de adultos y niños que cruzaron ilegalmente la frontera suroeste. Dentro de varios meses, el Departamento de Seguridad Nacional estará  deteniendo cerca de 4,000 mujeres y niños, un incremento doble de 40 en el uso de detención de familias de inmigrantes.

Para poner el numero corriente de menores no acompañados en perspectiva, un estimado de 60,000 niños arribaron en FY 14; aproximadamente 25,000 arribaron en FY 13, algunos 14,000 en FY 12 y un promedio de menos de 7,000 al año desde el 2003.  De los 60,000 menores no acompañados que entraron en la FY 14, muchos fueron acomodados con miembros familiares pero aquellos que llegaron con sus madres son generalmente detenidos.