La adjudicación de casos H-1B presentados desde abril de 2012 ha sido lamentablemente demorado y el USCIS ha provisto pocas guías de cuándo estas demoras serán despejadas. El tope de la H-1B se alcanzó el 11 de junio de 2012 para empezar a trabajar el 1ro de Octubre de 2012, pero tan tarde como la medianoche en septiembre más de 15,000 casos permanecía “sin tocar”[por el USCIS. Mientras el USCIS ha finalmente completado su revisión inicial de los nuevos casos H-1B, aún está revisando aquellos casos que están pendientes debido a solicitudes de evidencia (RFE’s) y notificaciones de intención de denegar (NOID’s).  Lo que quizás es más preocupante es que la extensión de la H-1B y casos de cambio de status también están experimentando grandes demoras, aunque la meta de adjudicación de todos los casos H -1B, según lo informado por la agencia, es dentro de los dos meses.  Estas demoras, sin embargo, causan cargas significativas a los empleadores y a sus empleados de muchas maneras. Por ejemplo, los empleados que aún están esperando por sus aprobaciones tal vez no podrán viajar internacionalmente aún siendo en conexión con su trabajo, lo cual a su vez puede ocasionar proyectos demorados, cancelación de contratos o reasignaciones de empleo, todo lo cual puede socavar competencia y ganancias entre empleadores.

Antes de que usted se dé cuenta ya será otra vez la temporada de presentación de la H- 1B.  USCIS tiene que mejorarse.