El 7 de Octubre de 2015 el USCIS liberó un borrador de guía en lo que constituye dificultades extremas para propósitos de un relevo de inmigración.  La tan esperada guía es un componente de las acciones ejecutivas de inmigración de la Administración anunciadas en Noviembre de 2014.  Muchos tenían la esperanza que la guía y su potencial de que hubiese relevos disponibles para más personas, podría ayudar a remover obstáculos para la obtención del status de residencia legal permanente. Ciertamente, el año pasado, Johnson, el Secretario del DHS dirigió la agencia a proporcionar orientación sobre el significado de Dificultades Extremas para proveer un uso más amplio de este relevo legal permitido. Mientras estas guías aún no se encuentran en efecto, el USCIS está aceptando comentarios en las propuestas hasta el 23 de Noviembre, aún está por verse si la guía final conseguirá el objetivo de “uso más amplio” en el relevo.

Como fondo, las leyes de inmigración contienen varios relevos que le permite a los no ciudadanos a superar ciertas barras de la admisión (tal como estar ilegalmente presente en los Estados Unidos), donde ciertos miembros calificados sufrirían “extrema dificultad o privación”. El estatuto de inmigración, sin embargo, no define el término “extrema dificultad o privación”, y a través de los años, la agencia ha fallado en aplicar el estándar de dificultad consistentemente.

Al emitir el borrador de guía, el USCIS informa que su meta es la de consolidar políticas de adjudicación dispares al proveer guías directas a los oficiales del USCIS sobre factores que “fuertemente sugieren” y favorecen el encontrar la extrema dificultad o privación.  Los siguientes son los asuntos claves mencionados en esta propuesta:

Agregación – El borrador de guía manifiesta que un factor relevante de la dificultad debe ser considerado en agregado, no en forma aislada. Por lo tanto, no es necesario para un solicitante demostrar que una sola dificultad, tomada aislada, aumenta al nivel de extrema dificultad o privación.

Dificultad o Privación para Parientes No Calificados – El borrador de guía establece que la dificultad a un pariente no calificado podrá ser considerada también si causa dificultad o privación al pariente calificado.

Separación y Relocalización – Significativamente bajo el nuevo borrador de guías, un solicitante puede calificar con el standard de extrema dificultad o privación al mostrar ya sea separación o relocalización. Al momento, a un solicitante de relevo de inadmisibilidad se le requiere demostrar extrema dificultad o privación en ambas, si el pariente calificado fuera a permanecer en los Estados Unidos y el extranjero nacional es removido de los Estados Unidos (separación) y si el pariente calificado saldría de los Estados Unidos y residiría en el país de origen del solicitante con el solicitante (relocalización). Bajo esta propuesta, si el solicitante está tratando de mostrar dificultad extrema o privación basada en relocalización, el solicitante deberá mostrar que es razonablemente previsible que el pariente calificado sería removido de los Estados Unidos.  Si argumenta la extrema dificultad o privación basada en separación, el solicitante deberá mostrar que el razonablemente previsible que el pariente calificado permanecería en los Estados Unidos.

Un punto donde la guía se queda corta es que falla en incluir una lista de situaciones en las cuáles la presunción de extrema dificultad o privación existe, i.e. situaciones que automáticamente resultarían en encontrar la extrema dificultad.  Johnson, el Secretario del DHS en realidad dirigió a la agencia en Noviembre del 2014 a “considerar criterios por las cuáles una presunción de extrema dificultad o privación pudiera ser determinada a existir”. En su lugar, el borrador de guía ofrece el término “circunstancias especiales” y provee una lista de “factores fuertes” los cuáles pesan a favor de encontrar la extrema dificultad o privación.  Estos incluyen (1) si al pariente calificado se le ha emitido status de refugiado o de asilo, (2) si el pariente calificado tiene una determinación formal de incapacidad del gobierno de los Estados Unidos, (3) si el pariente calificado está en el servicio militar activo, (4) si el Departamento de Estado ha emitido una advertencia de viaje al país de origen del solicitante, o (5) si el pariente calificado enfrentaría interrupción sustancial de cuido de niños para el solicitante o su familia.

Mientras un borrador es un paso en la dirección correcta, no va lo suficientemente lejos como para llenar la promesa de la agencia de los relevos que están más ampliamente disponibles. Por otra parte, el verdadero examen será como aparecerá el borrador final y como estos estándares serán implementados por los adjudicadores.