Más o menos al mismo tiempo que USCIS emitió su nueva política sobre RFEs y NOIDs, que se mencionan arriba, USCIS actualizó su guía para referir casos al tribunal de inmigración por medio de una emisión de una Notificación de Comparecencia (NTA, por sus siglas en inglés), y así incrementando sus acciones de cumplimiento a una multitud de casos que normalmente no son referidos a procesos. La entrega de una NTA le presenta al extranjero una notificación de que se están iniciando los procesos de deportación y que ya están bajo la jurisdicción de los tribunales de inmigración. Poco después que USCIS anunciará esta nueva política, sus agencias componentes reportaron que no podían implementar la política porque aún no se había emitido la guía operacional interna. Pero no lo dude: el gobierno estará trabajando para que esta política sea operacional lo más pronto posible.

¿Qué significa esto y a quien afectará? Si bien existen instancias donde la ley o regulaciones requieren que USCIS emita una Notificación de Comparecencia, y lo ha hecho, tradicionalmente no se han emitido NTAs donde, por ejemplo, un solicitante de un ajuste de estatus es rechazado o ya no tiene un estatus básico de visa no-inmigrante – y por lo tanto ya estaría presente en los Estados Unidos de forma ilegal. La guía actualizada deja claro que USCIS estaría más alerta, no solo en la identificación de posibles problemas de admisibilidad, pero realmente haciendo un seguimiento a estos hallazgos y refiriéndolos a los tribunales de inmigración.