Como fue reportado anteriormente, extranjeros nacionales serán requeridos a someter huellas digitales y fotografías cuando vayan a las oficinas de campo del USCIS para entrevistas o para recibir evidencia de un beneficio de inmigración.  El USCIS había planeado empezar este requerimiento biométrico, el CIV (Verificación de Identidad del Cliente), en mayo pero se tropezó con varios pormenores y demoraron su implementación.  El requerimiento del CIV es en adición a la actual colecta de data biométrica en un Centro de Soporte de Solicitud (ASC).

Ahora, después de que un extranjero nacional arribe a una oficina de campo, pasa por seguridad y es llamado a la recepción, el USCIS electrónicamente escaneará dos huellas digitales y tomarás una fotografía para verificar la identidad.  Luego de que la verificación de identidad esté satisfactoriamente completa, los individuos procederán a sus entrevistas o para que les emitan sus documentos de inmigración.  En  ocasiones en las cuales los biométricos no producen una verificación, otros pasos serán tomados, que podrían incluir reprocesamiento en un centro de soporte de solicitudes o más cuestionarios si una identidad es sospechosa.

Se les advierte a los clientes que algunas oficinas de distrito han experimentado demoras como resultado del nuevo proceso de CIV y deberán llegar temprano a sus citas y tal vez encontrarse con demoras.