Varias estafas han estado apuntando a los extranjeros nacionales. En septiembre el USCIS advirtió al público de una nueva estafa telefónica que apunta a los clientes del USCIS.  El estafador se hace pasar por un oficial del USCIS y solicita información personal como el número de seguro social, número del pasaporte, o número A, identifica supuestos asuntos en los expedientes de inmigración del recipiente, y solicita un pago para corregir dichos expedientes.  De acuerdo al USCIS, ellos nunca solicitan cualquier  forma de pago ni información personal por teléfono.  Si usted cree que ha sido objeto de alguna estafa, lo puede reportar a la Comisión Federal de Comercio en www.ftccomplaintassistant.gov/.   Más recientemente, el USCIS advirtió de un fraude que envuelve la forma del IRS W-SBEN (Certificado de Estatus Extranjero del Dueño Beneficiario para la Retención de Impuestos).  Los estafadores están atacando a los no residentes de los Estados Unidos y están usando el formato de la W-8BEN para obtener datos personales.