Cuando un inspector de FDNS llega al sitio del empleador, es probable que él o ella pidan hablar con el gerente de recursos humanos o el oficial de la empresa quien firmó la petición H-1B. Durante la visita al sitio de FDNS, típicamente el inspector está a cargo de verificar la existencia del empleador, la validez de la información que el empleador proporcionó en la petición, y si el extranjero está trabajando en cumplimiento con los términos de aprobación. FDNS puede solicitar tomar fotos de las instalaciones para verificar su existencia, e entrevistar al beneficiario, y sus supervisores o cualquier otro empleado para confirmar los detalles del área de trabajo del beneficiario, las horas, salario, y sus responsabilidades. Las visitas al sitio normalmente duran menos de una hora, y muchas veces toman mucho menos tiempo. Puede que los inspectores soliciten los comprobantes de pago o las W-2 y pueden hacer preguntas sobre la tasa de pago, cargo, y responsabilidades del cargo para comparar esta información con la información que se encuentra en la petición y la carta de apoyo. Si un investigador de FDNS hace preguntas que van más allá del alcance de la petición o que requieran una investigación interna, está bien pedir un tiempo adicional para responder. Si se requiere un seguimiento, es importante que el empleador responda rápidamente con la información o documentación solicitada para asegurar que se complete el “Informe de Revisión de Cumplimiento” en una manera oportuna.

Si en cualquier momento el empleador o empleado no puede continuar, FDNS deberá finalizar la inspección. Sin embargo, es muy posible que el inspector complete el Informe de Revisión de Cumplimiento basándose sólo en la información que se recopiló antes de que se finalizara la inspección e indicará que la entrevista se finalizó bajo petición. Es posible que FDNS haga un seguimiento posteriormente.

Las siguientes son algunas de las señales de alarma para los investigadores de sitio: (1) El salario del beneficiario en las declaraciones de pago no coincide con los montos que se declararon en la petición. (2) Los ingresos declarados en el Formulario 1040 de la Oficina de Impuestos Sobre la Renta (IRS, por sus siglas en inglés) del beneficiario no coinciden con el salario del beneficiario, o el beneficiario se reporta como “independiente”. (3) La dirección del lugar de trabajo del beneficiario en la petición no es un sitio de trabajo real. (4) Oficinas virtuales u oficinas desocupadas sin equipos aparecen como el sitio de empleo del beneficiario. (5) El beneficiario no tiene correo electrónico del trabajo o número de teléfono del trabajo.